crehana

¿Buscas soluciones para mejorar la experiencia de tus colaboradores?

Crehana te ofrece soluciones en toda la experiencia del colaborador, de formación, clima y desempeño en un solo lugar, elevando la satisfacción, compromiso y productividad de cada persona de tu empresa.

Contáctanos
Home Blog/ Trabajo Remoto/
Trabajo Remoto

Ejemplos de lenguaje no verbal que potenciarán tus discursos

Susana Serrano - 28 Nov 21

Articulo

7 min.

Por ahí hay un viejo dicho que dice que “una acción vale más que mil palabras”. Por eso queremos contarte sobre algunos ejemplos de lenguaje no verbal que harán que tu lenguaje verbal sea más directo y ayudarán a que tu mensaje sea más comprensible.

Hay gestos y acciones no verbales que deberías conocer, evitar o fortalecer para mejorar tu lenguaje no verbal. Por ejemplo, el lenguaje corporal, que reúne las posturas y movimientos del cuerpo, y que podría ser determinante a la hora de conseguir un trabajo en una entrevista laboral.

¿Aún te quedan dudas sobre la importancia de conocer ejemplos de lenguaje no verbal? Habemos un poco al respecto.

¿Por qué debes cuidar tu lenguaje no verbal?

En el curso online de Habilidades interpersonales para equipos imbatibles, las especialistas en recursos humanos, Marina Christin y Claudina Restaino, explican los procesos de formación de los equipos imbatibles. En uno de sus módulos, ‘Caja de herramientas para la comunicación sana’, abordan el tema del lenguaje no verbal, descripción que hay que dejar clara antes de entrar a observar los ejemplos de lenguaje no verbal.

Primero que todo te preguntan ¿con qué hablás? Con la total certeza de que la mayoría de las personas pensará directamente en la voz, siendo esta respuesta un poco incorrecta, dado que el ser humano no se comunica solo a través de las palabras. 

Entre los ejemplos de lenguaje no verbal, las instructoras resaltan que: “hablamos con nuestras manos, nuestro cuerpo, nuestros gestos, nuestra mirada o nuestros movimientos. Nosotros hablamos incluso cuando estamos callados, lo que es bastante particular en el ser humano, que tiene la capacidad de leer el lenguaje no verbal en otra persona”.

Aunque para muchos puede parecer innecesario conocer estos ejemplos de lenguaje no verbal, para aprender a controlarlo, pensando que con el lenguaje verbal ya será entendido, las instructoras aclaran que “hay que tener congruencia, hacer que lo que digo y lo que hago coincidan, para que mi mensaje sea potente. ¿Qué pasa cuando lo que uno dice y hace no coinciden? Sucede que el mensaje no llega o llega un poco enrarecido”. 

Por eso, invitan a que todos entiendan que “el lenguaje no verbal  sirve como una llave mágica de un candado”. Conocer los ejemplos de lenguaje no verbal para controlar tener una comunicación asertiva y también para analizar mejor lo que los otros quieren decirte.

Es lógico que los ejemplos de lenguaje no verbal no serán los únicos que guiarán tus pasos hacia una comunicación efectiva en el trabajo, pero tienen un gran papel.

Foto tomada de Pexels

Lenguaje no verbal, más allá de la voz

Como hemos dicho en repetidas ocasiones, los ejemplos de lenguaje no verbal, incluyen mucho más que solo el lenguaje corporal. Por ejemplo están:

1. Las posturas

Las posturas que adoptamos durante la conversación transmiten mensajes al receptor que pueden ser interpretados como enfado, alegría, indiferencia, pena. 

En este tipo de ejemplos de lenguaje no verbal intenta no recostarte o hundirte en la silla cuando estás sentado. Es mejor que te veas erguido y que tus brazos se vean sobre la mesa. Evitar tener las manos cerradas y/o cruzadas, al igual que los brazos y las piernas.

Si, por el contrario, estás de pie, procura no quedarte totalmente inmóvil en un sitio a modo de estaca. Lo ideal y más recomendable es moverse de vez en cuando con naturalidad y lentitud, sin dar nunca la espalda al público. ¿Has visto este ejemplo de lenguaje no verbal?

Si quieres generar confianza en el público, lo mejor es llegar con una postura expansiva con los pies separados (a la altura de los hombros), los brazos ligeramente abiertos y enseñando las palmas de las manos. Este ejemplo de lenguaje no verbal es muy usado por Obama.

Para generar cercanía con quien te escucha, imita su postura y movimientos. 

Y cuando quieres demostrar fuerza o poder, utiliza una postura en jarra, con los pies abiertos a la altura de los hombros y las manos sobre la cadera.

2. Las expresiones

son un termómetro ideal para saber si alguien está triste, feliz o molesto. Por ejemplo, fruncir el ceño es un excelente ejemplo de lenguaje no verbal para expresar enfado; levantar sólo una ceja sería igual a curiosidad y levantar las dos es un indicador muy claro de sorpresa.

En cuanto a los ojos, guiñar es un ejemplo de lenguaje no verbal que expresa complicidad o necesidad de acercamiento. Desviar la mirada puede entenderse como aburrimiento o distracción. Y mirando fijamente a los ojos transmite seguridad, confianza o en algunos casos desafío. 

3. Los gestos

Este ejemplo de lenguaje no verbal está muy presente en una conversación y van surgiendo conforme se van intercambiando informaciones con los distintos interlocutores: gestos de sorpresa, pesadumbre, asombro.

Entre los gestos, un ejemplo de lenguaje no verbal sería el de ocupar la boca, una acción que denota inseguridad o la necesidad de tranquilizarse, porque la persona esté nerviosa.

Otro ejemplo de lenguaje no verbal sería el de morderse el labio inferior. Si se hace de manera suave, delicada y sutil es un gesto que indica atracción. Si, por el contrario, se hace de forma brusca, fuerte y contundente, denota nerviosismo.

4. El volumen de la voz

El tono y el volumen de voz es uno de los elementos más importantes dentro de los ejemplos de lenguaje no verbal.

Mientras el tono hace referencia al timbre de la voz, el volumen es la intensidad de la misma. La unión de estos dos permite encontrar varios significados emocionales en los mensajes que da el interlocutor:

  • Tristeza: se percibe cuando el volumen es bajo y el tono solemne.
  • Alegría: se nota cuando el volumen es alto y el tono duro.
  • Sorpresa: se da cuando el tono es alto, la velocidad rápida y la pronunciación acentuada.
  • Nerviosismo: el volumen es medio-alto y la velocidad rápida.
 

Fotot tomada de Pexels

¿Qué no hacer? Ejemplos de comunicación no verbal fallida

Según la nota de Aula CM titulada 33 técnicas de lenguaje corporal y no verbal que debes tener en cuenta, en el mundo empresarial son muchas las ocasiones en las que tendrás que hablar en público, generalmente bajo presión. 

Es por eso que decidimos hacer esta lista de tips de lenguaje no verbal, para que no imites estos ejemplos de lenguaje no verbal y arruines tu mensaje.

El contacto visual

No desvíes la mirada. Mirar hacia los lados es una acción que puede tener un significado negativo, ya que este ejemplo de lenguaje no verbal significa aburrimiento.

También evita un contacto visual prolongado, porque puedes dar a entender, erróneamente, que estás mintiendo o no siendo del todo franco.

Manos y brazos

Ten cuidado de mover mucho los brazos cuando estés hablando, este ejemplo de lenguaje no verbal hace que tus oyentes se distraigan por el movimiento y dejen de prestar atención a lo que estás diciendo.

¡No cruces tus brazos frente a los demás! Podrías darles a entender que los estás rechazando o que estás en desacuerdo con ellos.

Procura mejor poner tus brazos detrás de ti, para mostrarte seguro y tranquilo y cuando conozcas gente nueva, puedes presentarte mostrando las palmas de las manos. Si sigues estos ejemplos de lenguaje no verbal seguro la gente pensará muy bien de ti.

 

La próxima vez que estés en una reunión de trabajo trata de poner en práctica alguno de estos ejemplos de lenguaje no verbal o intenta analizar el estado de los demás a partir de tu nuevo conocimiento.

Recuerda que para generar un clima laboral positivo también es importante desarrollar otro tipo de lenguajes y entrar a aprender sobre la inteligencia emocional.

Esperamos que esta nota haya sido de gran ayuda para ti y que ahora que conoces los ejemplos de lenguaje no verbal, comprendas por qué es importante ser más consciente de tus gestos y los movimientos de tu cuerpo.

Con base en este nuevo conocimiento, seguramente tendrás más herramientas para mejorar tu relación con tus compañeros, hasta llegar a generar un ambiente laboral cómodo y colaborativo, donde todos puedan entenderse cada día más. ¡Mucha suerte!

Si tras aprender esto quieres adquirir más conocimiento sobre soft skills y comunicación interpersonal, te invitamos a inscribirte en nuestro curso online Comunicación asertiva y empática, a cargo de Lifelovers Creative Coaching.

También puedes revisar los otros cursos online sobre comunicación integral, con los que adquirirás nuevos conocimientos que de seguro te permitirán ser aún mejor. ¡Nos vemos en la próxima!