La tecnología contactless y su importancia en el mundo post covid | Crehana para empresas
Tecnología contactless: Hacia una economía sin contacto

Tecnología contactless: Hacia una economía sin contacto

Última actualización 5 de Mayo del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Herson Barona

La crisis generada por la pandemia de Covid-19 sin lugar a dudas ha transformado de manera radical al mundo y la forma en la que interactuamos. La pretensión de vivir de un modo más aséptico es, hoy más que nunca, una necesidad. En ese sentido, la tecnología contactless tiene —y tendrá en el futuro próximo— un papel estratégico en la implementación de soluciones que se adapten a los cambios que exige el contexto actual para darle forma a eso que llamamos la nueva normalidad.

En un momento de tantas turbulencias como el que estamos viviendo, se hace patente el hecho de que las crisis también son oportunidades y catalizadores del cambio. Si bien la tecnología contactless ya llevaba varios años con nosotros, fue de cara a las condiciones sanitarias a las que nos enfrentamos actualmente que ésta adquirió un nuevo auge debido a las ventajas que supone.

Pero antes de hablar de las ventajas y posibles desventajas, veremos qué es y cómo funciona la tecnología contactless

 

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana para empresas te brindamos capacitación corporativa personalizada a tus necesidades. 

Landing Crehana para empresas

 

¿Qué es la tecnología contactless y cómo funciona?

Como su nombre lo indica, la tecnología contactless se trata, a grandes rasgos, de un sistema de comunicación sin contacto. Esto es posible debido a la NFC (que son las siglas de Near-Field Communication, término que se traduce como comunicación de campo cercano). 

La NFC es una forma de conectividad inalámbrica de corto alcance (usualmente 10 centímetros o menos) que permite la comunicación entre dispositivos electrónicos al establecer una red entre pares (P2P) para el intercambio de datos. Además, los estándares de la NFC están basados en identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés), que es lo que permite, por ejemplo, escanear códigos de barras.  

Si bien existen distintos tipos de tecnología sin contacto, como los códigos QR o las puertas corredizas, el término tecnología contactless es usado, sobre todo, para referirse a los pagos contactless

Pago-con-código-QR

Fuente: David Dvoracek (Unsplash).

 

Pagos sin contacto

Para poder realizar pagos sin contacto se requiere que tanto la tarjeta de débito o crédito como el punto de venta cuenten con NFC. Las primeras tarjetas con tecnología contactless fueron lanzadas en 2007. Hoy, a casi quince años de su aparición, los pagos sin contacto son una realidad que está transformando el mundo y la economía.

Cabe mencionar que muchos smartphones y algunos otros dispositivos electrónicos cuentan con esta tecnología, lo cual permite que se realicen transacciones contactless a través de ellos. Esto es posible por medio de carteras electrónicas o mobile wallets como Google Pay o Apple Pay, que les permiten a los usuarios hacer una portabilidad digital de sus tarjetas. 

Para realizar una transacción haciendo uso de la tecnología contactless, solamente debe acercarse la tarjeta o el teléfono móvil a la terminal de pagos para que éstos se comuniquen sobre una frecuencia de radio específica y se realice la transacción.

Google-Pay

Fuente: Mika Baumeister (Unsplash).

 

¿Son seguros los pagos sin contacto?

Una de las mayores reticencias para la adopción de la tecnología contactless tiene que ver con cierta desconfianza de parte de los usuarios, pero, contrario a lo que algunos piensan, los pagos sin contacto en realidad son más seguros.

En primer lugar, las transacciones sin contacto evitan el intercambio de dinero en efectivo, así como teclear en la terminal electrónica, lo cual hoy en día puede constituir un gran riesgo para la salud. 

Además, el uso de la tecnología contactless para transacciones es más seguro que realizar pagos mediante una tarjeta de débito o crédito directamente, pues no se comparten los datos de tu tarjeta ni se almacenan en los dispositivos móviles cuando se usa una billetera digital, con las cuales se requiere verificar cualquier movimiento con una contraseña, la huella digital o mediante reconocimiento facial.

Para cada transacción sin contacto se crea un token único que es enviado al punto de venta. Esto significa que para autorizar un movimiento se requiere un código de seguridad único que se crea en el momento de realizar cada compra. 

Además, las compras son privadas, ya que no se guardan los datos personales de los usuarios, por lo que su información permanece protegida. 

Pago-contactless-con-smartphone

Fuente: CardMapr (Unsplash).

 

El crecimiento de la tecnología contactless

Actualmente se está viviendo una transición del mundo físico al digital y lo que hasta hace poco era sólo una tendencia tecnológica hoy en día es una realidad. Estamos transitando hacia un mundo más seguro y en materia financiera esto implica la adopción masiva de la tecnología contactless

En Australia el 90% de las transacciones que realizan con tarjeta son contactless, en China cerca del 50% del producto interno bruto se procesa por medio de códigos QR, en 2019 el Banco Central de Costa Rica decretó que todas las tarjetas del país debían contar con tecnología contactless y, de acuerdo con un reporte de Visa, en los Estados Unidos los pagos sin contacto han incrementado un 150% entre marzo de 2019 y marzo de 2020, y 30% de los consumidores utilizaron la tecnología contactless por primera vez durante la pandemia.

Tim Cook, el CEO de Apple, afirmó que los pagos sin contacto han sobrepasado los niveles de adopción que esperaban y, en su opinión, estos números seguirán en aumento.

Según una encuesta realizada por Appetize hacia finales de 2020 sobre las tendencias de consumo, 27% de la población estadounidense no ha usado dinero en efectivo para pagar por comida, bebidas, mercancías o servicios desde que comenzó la pandemia, y 77% planea seguir usando los pagos sin contacto.

Tarjeta-con-tecnología-contactless

Fuente: Markus Winkler (Unsplash).

 

La tecnología contactless en América Latina

Una de las grandes empresas de servicios financieros del mundo advertía en 2017 que “los pagos sin contacto son el futuro en Latinoamérica y un presente que está ‘haciendo ola’ en muchos otros países”. 

Lo cierto es que en la región ya se usa la tecnología contactless de manera extendida. El NFC está presente, por ejemplo, en los sistemas de transporte público de Sao Paulo y Río de Janeiro, el subterráneo de Buenos Aires, el metro y metrobús de la Ciudad de México y el transmilenio de Bogotá. 

Sin embargo, según un estudio realizado para Visa por la consultora Americas Market Intelligence, aunque en América Latina la mitad de las terminales de pago están habilitadas para aceptar pagos sin contacto, la emisión de tarjetas con tecnología contactless sigue estando en sus etapas más tempranas y “sólo unos pocos bancos emiten tarjetas de crédito y débito habilitadas para esta tecnología".

Entrada-del-metro-con-tecnología-contactless

Fuente: Martin Adams (Unsplash).

 

Hacia una economía sin contacto

En 2020 lo que comenzó como una emergencia sanitaria sumió al mundo en la zozobra, la economía se vio afectada y alcanzó niveles críticos en cuestión de meses. La situación llegó a tal grado que, según el Fondo Monetario Internacional, el producto interno bruto per cápita global cayó al doble que en la crisis financiera de 2009.

Sin embargo, el ámbito del retail fue testigo de un desplazamiento en los hábitos de consumo que tuvo como protagonistas al ecommerce y las compras de productos y servicios a distancia por un lado, y a la tecnología contactless en las transacciones en persona por el otro.

Estos cambios obedecen a factores tanto de la oferta —el desarrollo de tecnologías digitales como el 5G, el cloud computing, la inteligencia artificial y el big data— como de la demanda —la necesidad de crear ambientes seguros ha impactado directamente a la industria y el comercio.

Los expertos esperan que estos comportamientos de consumo continúen y se expandan incluso después de que se haya superado la pandemia, pues han sentado las bases para conformar una economía sin contacto como parte de la nueva normalidad. 

De acuerdo con esta idea, en el futuro cercano el dinero en efectivo perderá preponderancia, así como el uso de tarjetas de débito y crédito tradicionales, como lo indica un informe de Deloitte publicado en 2020.

Lector-de-NFC-para-acceso

Fuente: Jonas Leupe (Unsplash).

 

Tecnología contactless en entornos B2C

El cambio hacia la economía sin contacto no sólo ha sido adoptado por el lado de los clientes, las empresas también se han inclinado hacia la tecnología contactless como una forma de reactivar la economía al tiempo que protegen tanto a sus empleados como a sus clientes.

Según los datos obtenidos en un estudio realizado por Visa en ocho países alrededor del mundo, hacia finales de 2020 el 82% de las pequeñas empresas habían implementado tecnologías digitales para adaptarse a los hábitos de consumo y preferencias de sus clientes.

La National Retail Federation de los Estados Unidos informó que el 94% de las empresas dedicadas al retail esperan que el uso de la tecnología contactless siga creciendo durante todo el 2021 y por lo menos la primera mitad del 2022

Pago-contactless-en-punto-de-venta-con-Square

Fuente: Clay Banks (Unsplash).

 

En el futuro se espera que la tecnología contactless se integre cada vez más en la vida cotidiana, ofreciendo experiencias de compra interactivas que incluirán la asistencia visual y “cobots” (ayudantes robóticos), así como el surgimiento de la industria del shoppertainment o entretenimiento orientado a las compras.

Con negocios esenciales —como la industria de alimentos y la de transporte— inclinándose cada vez más por distintas soluciones de pagos sin contacto, los consumidores y las empresas han creado una sinergia que apunta a la construcción de una nueva normalidad marcada por una economía contactless. Entonces, ¿qué estás esperando para formar parte de ella?

 

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte