El liderazgo de Sheryl Sandberg que hizo crecer a Facebook | Crehana
Consejos de liderazgo de Sheryl Sandberg, la directora de operaciones de Facebook

Consejos de liderazgo de Sheryl Sandberg, la directora de operaciones de Facebook

Última actualización 22 de Mayo del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Herson Barona

Sheryl Sandberg, la COO de Facebook, ha jugado un papel fundamental para el crecimiento y el éxito de la empresa. Aunque su vida no ha estado exenta de polémicas y desventuras, tanto personales como profesionales, hoy en día Sandberg es una de las mujeres más ricas —con una fortuna que asciende a los mil ochocientos millones de dólares—, poderosas —la número 22 exactamente, según el conteo de Forbes— e influyentes del orbe.

En un entorno tan competitivo y marcadamente controlado por hombres, Sheryl Sandberg ha sabido hacerse un lugar estratégico —y, de paso, ha abierto una brecha importante para otras mujeres—, demostrando día tras día su capacidad y talento, lo cual la ha llevado a convertirse en una de las personalidades más emblemáticas y sobresalientes de Silicon Valley

Con su personalidad directa y transparente, Sheryl Sandberg es considerada como un modelo a seguir. Todos podemos aprender algo de su trayectoria profesional. Entender un poco más acerca de su estilo de liderazgo, que ha posicionado a Facebook en lugares impensados, puede ser de gran utilidad para cualquiera que desee gestionar equipos de trabajo, administrar recursos y coordinar esfuerzos con miras al crecimiento.

 

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana para empresas te brindamos capacitación corporativa personalizada a tus necesidades

Landing Crehana para empresas

 

¿Quién es Sheryl Sandberg?

Aunque hoy es uno de los nombres con mayor envergadura en el mundo del Big Tech en particular, y en el empresarial en general, Sheryl Sandberg no siempre estuvo a la cabeza de la revolución tecnológica. De hecho, su perfil apuntaba a una larga carrera en el ámbito gubernamental. Fue Dave Goldberg —quien fuera CEO de SurveyMonkey y esposo de Sandberg hasta el día de su muerte en 2015— quien le mostró lo que era el internet, como subrayó Sandberg en su estado de Facebook un día después del fallecimiento de Goldberg. Y de algún modo ese hecho le dio un vuelco a su vida. 

Para comprender mejor su peculiar trayectoria, es importante conocer quién es Sheryl Sandberg. Hagamos un breve recuento biográfico hasta su nombramiento como COO de Facebook.

  • Sheryl Sandberg nació el 28 de agosto de 1969 en Washington, D. C. y es la mayor de tres hermanos. Sus padres, un oftalmólogo y una profesora de francés, se mudaron a Miami cuando Sheryl tenía dos años.
  • Cursó la educación básica y media en escuelas públicas. Desde joven fue una estudiante brillante y no era muy popular. Al igual que sus hermanos, estudió en Harvard. Se graduó en Economía en 1991
  • En Harvard fue asistente de investigación de Larry Summers, quien sería secretario de la tesorería de los Estados Unidos y se convertiría en su mentor. Summers fue el asesor de tesis de Sheryl Sandberg y, después de graduarse, la contrató para trabajar a su lado en el Banco Mundial.
  • Tras un año de trabajo en el Banco Mundial, Sandberg volvió a Harvard para estudiar una maestría, de la que se graduó en 1995.
  • Su segundo trabajo importante fue en la consultora global McKinsey & Company.
  • A los 24 años, Sheryl Sandberg se casó con un empresario llamado Brian Kraff, del cual se divorció tan solo un año después.
  • Cuando Larry Summers pasó a formar parte de la administración del presidente Bill Clinton, le pidió a Sandberg que fuera a trabajar con él como su jefa de personal.
  • En el 2000, tras la derrota de los demócratas en la Casa Blanca, Sandberg decidió abandonar la política y se mudó a Silicon Valley
  • Sheryl Sandberg se unió a Google a finales de 2001 como gerente general de la unidad de negocios, aunque lo cierto es que en ese entonces ni siquiera existía una unidad de negocios. La empresa aún no era rentable y contaba con menos de 300 empleados, cuatro de ellos trabajando en AdWords, que fue el equipo que comenzó a dirigir Sandberg. 
  • Con el crecimiento de Google, Sandberg fue ascendida a vicepresidenta de ventas y operaciones en línea. Después de siete años de trabajar para la empresa, renunció.
  • Tras cinco años de relación, Sheryl Sandberg se casó con Dave Goldberg en 2004, con quien tuvo a sus dos hijos. 
  • Sheryl Sandberg y Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook, se conocieron la Navidad del 2007. A partir de entonces comenzaron a cenar juntos una o dos veces por semana durante un periodo de seis semanas, tras el cual Zuckerberg le ofreció el puesto de directora de operaciones. Sandberg comenzó a trabajar en Facebook en marzo de 2008.

Sheryl-Sandberg-en-una-audiencia

Fuente: Tom Williams.

El trabajo de Sheryl Sandberg como COO de Facebook

La llegada de Sheryl Sandberg como directora de operaciones de Facebook, como afirma un artículo de American Express, “permitió mover las piezas suficientes para hacer cada vez más potente económicamente a la red social”. 

En un comienzo Sheryl Sandberg se dedicó a hacer preguntas y a escuchar, a conocer a sus colegas. Al hablar aquellos días, Chris Cox, vicepresidente de productos, recuerda que la nueva COO de Facebook se acercaba a los escritorios de cientos de personas para presentarse. Con ese gesto logró bajar la guardia de sus colaboradores y establecer una relación directa y bilateral con ellos.

Desde el inicio Zuckerberg se mostró satisfecho con el trabajo de Sandberg, ya que maneja las cosas en las que él prefiere no involucrarse, tales como la estrategia publicitaria, las contrataciones y despidos, la administración y el manejo de las cuestiones políticas, según declaraciones recogidas por The New Yorker. En un intento por describir a su COO, Zuckerberg expresó:

Hay personas que son grandes gestores, personas que pueden administrar grandes organizaciones. Y hay personas que son muy analíticas o centradas en la estrategia. Estas dos tipologías no suelen coincidir en la misma persona. 

Cuando Sheryl Sandberg llegó a Facebook, el reto principal era convertir a la red social en una empresa económicamente viable. Para crear un modelo de negocio, Sandberg tenía juntas de trabajo con el propio Zuckerberg dos veces por semana y convocaba a reuniones regulares con los ejecutivos de 6 a 9 PM. En ellas les pedía su opinión y alentaba el debate. 

Apenas en dos años Sandberg logró convertir a Facebook en una empresa rentable. Y tras tres años de trabajo, pasaron de tener ciento treinta empleados a dos mil quinientos, y de siete millones de usuarios a setecientos millones.

Mark-Zuckerberg-y-Sheryl-Sandberg

Fuente: Facebook.

Sheryl Sandberg y el papel de las mujeres en el ámbito empresarial

Al ser una de las mujeres más influyentes del mundo —”tan sólo por detrás de la canciller alemana Angela Merkel, la primera ministra británica Theresa May y la empresaria y esposa del fundador de Microsoft, Melinda Gates”, según datos de la BBC—, Sandberg ha usado su voz para señalar las inequidades en el ámbito laboral

En 2010 Sheryl Sandberg dio una charla en el marco de TED Women sobre la brecha de género. En ella se preguntaba por qué hay tan pocas mujeres líderes, pues aunque son más mujeres que hombres quienes se gradúan de la universidad y obtienen posgrados, son más los hombres que llegan a los puestos más altos con una apabullante mayoría. 

El tema de esa conferencia fue ampliado posteriormente en un libro: Lean In: Women, Work, and the Will to Lead (Vayamos adelante: Mujeres, trabajo y la voluntad de liderar). Se trata de un best-seller traducido a múltiples idiomas. En el prólogo a la edición en español, Michel Bachelet expresa lo siguiente:

Como bien sabe Sheryl Sandberg, el que haya mujeres que ocupen puestos de liderazgo puede cambiar la mentalidad de muchas personas, a la vez que amplía las posibilidades de las mujeres. Sin embargo, a día de hoy sigue habiendo muy pocas mujeres que ocupen los puestos de mayor responsabilidad. Las mujeres ejercen menos del 10 por ciento de los cargos de jefes de Estado y de gobierno de todo el mundo, ocupan tan solo el 20 por ciento de los escaños parlamentarios y representan el 4 por ciento de los directores ejecutivos de empresas que aparecen en la lista Fortune 500. Con estas estadísticas tan desalentadoras, no es de extrañar que, vaya donde vaya, yo siempre insisto en que es necesario que existan más mujeres líderes.

“Cuando un niño se muestra fuerte, se le llama líder. Cuando una niña lo hace, se arriesga a que la llamen mandona”, afirma Sandberg. Esta diferenciación cultural afecta la forma en la que nos acercamos a los puestos de alta gerencia; además, las mujeres enfrentan un mayor reto al intentar poner sobre la balanza el éxito profesional y la realización personal: las mujeres que llegan a ocupar altos cargos no tienen hijos, mientras que los hombres sí, ya que son las mujeres quienes se encargan de su crianza. 

Para resolver estas disparidades, Sheryl Sandberg propone:

  1. que las mujeres deben sentarse a la mesa. negociar sus salarios;
  2. asegurarse de que sus compañero de vida son compañeros de verdad y puedan compartir el trabajo doméstico y la crianza de los hijos, y
  3. no claudicar antes: seguir adelante para conseguir lo que desean.

“Las mujeres tienen que dejar de pensar que no están preparadas para hacer tal cosa y convencerse de que quieren hacerla; ya aprenderán cómo”, escribió Sandberg en su libro.

Lean In, además, es una fundación creada por Sheryl Sandberg que tiene el objetivo de empoderar a las mujeres y catapultarlas a espacios de liderazgo.

Miranda Brawn, abogada y banquera de inversión en Londres, declaró para El País:

No es un secreto que las mujeres, en todo el mundo, tienen problemas para ascender por varias razones. Modelos como Sandberg están cambiando esto. Ella ha ascendido en su carrera, pero también ha abogado constantemente por los derechos de las mujeres trabajadoras, en la oficina y en casa. Sandberg habla a menudo de cómo las mujeres líderes gustan menos que sus colegas masculinos y cómo su falta de confianza en sí mismas es su mayor obstáculo. Cree que la gente tiene que sentirse cómoda con las mujeres líderes, incluidas las propias mujeres. No es sólo una ejecutiva en una gran compañía; es una verdadera líder.

Sin embargo, Sandberg también ha recibido críticas, ya que parece postular que el sexismo es un problema que las mujeres pueden resolver simplemente siendo más asertivas, lo cual es reduccionista y superficial. Deborah Gruenfeld, codirectora del programa ejecutivo para mujeres líderes de Stanford, por su parte, declaró para The New Yorker que se trata de la visión emblemática de una mujer posfeminista.

Copia-del-libro-Vayamos-adelante

Fuente: Pinterest.

Lecciones de liderazgo de Sheryl Sandberg

Mark Zuckerberg ha afirmado que Sheryl Sandberg “podría ser la CEO de la compañía que ella quisiera, pero el hecho de que realmente quiera ensuciarse las manos y trabajar, y que no necesite ser la persona al frente todo el tiempo es lo más asombroso de ella”. Esa podría ser la primera lección de liderazgo de Sheryl Sandberg: trabajar por el equipo y por los resultados, sin dejar que el ego se interponga en el camino.

Si bien todas las organizaciones tienen alguna forma de jerarquía, la parte crítica de un gran liderazgo para Sheryl Sandberg tiene que ver con crear puentes de comunicación y vínculos reales a través de la honestidad y la empatía. 

Aunque se piensa que mantener una relación estrecha con los empleados puede afectar la objetividad y la toma de decisiones, el enfoque desde el que lidera Sandberg va en contra de esta idea: “Creo en llevar todo tu ser al trabajo. Somos lo que somos”, declaró a The New Yorker. Hacer una división entre tu yo profesional y tu yo personal resulta artificioso para Sandberg, quien no teme compartir elementos de su vida privada en el ámbito laboral.

En el discurso de graduación que dio a la Facultad de Administración de UCLA en 2011, Sheryl Sandberg expresó algunas de las características de un gran líder:

Los grandes líderes no quieren que la gente acate órdenes, los grandes líderes quieren ver una gran emoción, entusiasmo genuino, un compromiso real. Los grandes líderes no sólo se ganan las mentes de sus equipos, se ganan sus corazones. Los grandes líderes no sólo dicen qué hacer, escuchan las voces de quienes están a su alrededor.

Es por eso que un verdadero líder debe inspirar a sus equipos y no asumir que las mejores ideas siempre vendrán de él. 

“Lideramos mejor cuando caminamos lado a lado con nuestros colegas. Y para lograrlo es necesario no sólo hablar, sino escuchar y encontrar la manera de que la gente te diga la verdad”, afirma la segunda al mando de Facebook. 

“Hablar abiertamente de tus debilidades y fallas le da permiso a los demás de estar de acuerdo, lo cual es más sencillo que señalar los errores”. 

Finalmente, un buen líder, de acuerdo con Sheryl Sandberg, debe inspirar y motivar a sus colaboradores. A este respecto afirma que “la motivación proviene de trabajar en cosas que nos importan: misiones, pasiones, causas. Pero la motivación también proviene de trabajar con personas que nos importan, y la única manera de que realmente te importe alguien es comprendiéndolo (debes saber no sólo lo que piensan, sino también lo que sienten)”.

Sheryl-Sandberg-en-portada-de-revista-Time

Fuente: Time.

 

Esperamos que estos valiosos consejos de una de las líderes más relevantes de nuestros tiempos te sean de utilidad y los pongas en práctica al interior de tu organización. El estilo de liderazgo de Sheryl Sandberg es muy natural, privilegia, entre otras soft skills, la honestidad y la transparencia, añadiendo elementos de su personalidad. 

 

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte