¿Cómo identificar y lidiar con las personas tóxicas en el trabajo?🤔 | Crehana
Personas tóxicas en el trabajo: Conoce cómo lidiar con ellas

Personas tóxicas en el trabajo: Conoce cómo lidiar con ellas

Última actualización 16 de Diciembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Milagros García

¿Sabes identificar a las personas tóxicas en el trabajo de forma rápida? ¿Y lidiar con personas tóxicas? Las empresas que no tienen entre sus prioridades desarrollar un buen clima laboral están propensas a algo que, en ocasiones, puede afectar considerablemente el crecimiento de la organización: la toxicidad laboral.

Si el clima laboral de tu empresa no está pasando por su mejor momento, la respuesta puede estar frente a tus ojos o en la oficina de al lado: personas tóxicas en el trabajo. Por ello, es importante que los gerentes y líderes tengan presente que entre sus responsabilidades está construir espacios seguros y saludables para sus equipos. Hazte las siguientes preguntas: ¿cuál es el nivel de satisfacción de los miembros del equipo? ¿Hay algo que les incomoda pero no se sienten demasiado seguros para expresarlo, por temor a posibles represalias?

Ten en cuenta que las personas tóxicas en el trabajo suelen actuar bajo la superficie. Es decir, aparentemente funcionan muy bien en el equipo, pero en el fondo son manipuladores y solo buscan su propio beneficio. Lidiar con ellas puede ser frustrante, sobre todo, si son tolerados y alabados por sus logros. Lamentablemente, algunas empresas caen en el error de no confrontarlos, generando mitos y suspicacias en torno a ellos. ¿Por qué se les permite seguir en la empresa? O peor aún, ¿por qué se les permite hacer lo que quieren?

"Si descuidas el clima laboral de tu empresa, es probable que los comportamientos negativos no demoren en aparecer".

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana for business te brindamos entrenamiento personalizado para ellos.

crehana for business

¿Cómo lidiar con personas tóxicas en el trabajo?

¿Qué es lo que deberías hacer? Confrontar a esta persona y pedirle que se detenga. Si no lo haces, el mensaje para el resto del equipo es “está bien comportarse así”. ¿Cómo saber si hay algún empleado tóxico en mi equipo? Si el entorno laboral ha dejado de ser amigable, lo más probable es que haya personas tóxicas haciendo de las suyas. ¿Cómo detectarlos?

Por fortuna, existen algunas pautas que pueden ayudarte a identificarlos. Encuéntralas en esta nota y si confirmas tus sospechas, investiga el problema a fondo. A veces un despido puede ser necesario.

1. Desestima los intentos de las personas tóxicas por involucrarte en conflictos

Desde luego, ya sabemos, a las personas tóxicas les fascinan los problemas. Pero ten en cuenta que buscan implicar al otro en los conflictos. Por eso, un punto a tener en cuenta sobre cómo lidiar con personas tóxicas en el trabajo es no tomar partido por un bando u otro cuando estas personas plantean algún problema del que te quieran hacer partícipe.

Las personas tóxicas en el trabajo se caracterizan por generar conflictos en base a mentiras o exageraciones (de una pequeña cosita, una bola de nieve, ¿te es familiar?). Partiendo de esta premisa, todo colaborador debe evitar que la influencia de estas personas tengan impacto directo en su día a día.

2. La indiferencia como arma para lidiar con personas tóxicas en el trabajo

La indiferencia es parte de la solución para mantenerse alejado o lo suficientemente distanciado de los problemas que las personas tóxicas en el trabajo pretenden involucrar a todos los miembros de un equipo. Esto porque estas personas suelen hablar mal de los demás y correr chismes.

Entonces, frente a esto, para no salir perjudicado y no tener un bajo rendimiento (y que el trabajo en equipo no se vea afectado) es mejor quedarse al margen. Esto no significa, por el contrario, “hacerles un vacío” o que si nos hablan no hay que responderle. No. Solo en caso de actitudes que sean buenas y positivas, allí sí sería bueno “premiarlos” en algún sentido con una reacción empática. Pero no formar parte de su juego.

Sigue leyendo para descubrir más acerca de cómo lidiar con personas tóxicas en el trabajo.

3. Hazles saber cuál es el límite

La cuestión de los límites no es un tema menor. Hay que saber distinguir hasta dónde pueden llegar las personas tóxicas en el trabajo. Como en el caso de las agresiones físicas, se trata de un límite que no pueden sobrepasar. Son límites respecto a acciones o actitudes totalmente inaceptables.

En este sentido, es importante que los HR Manager puedan identificar rápidamente a estas personas tóxicas en el trabajo, porque pueden suponer un grave problema para los demás colaboradores, tanto en su vida personal como profesional (y a nivel físico y psicológico). La salud mental y física deben resguardarse.

Si la dignidad de uno es atacada o ridiculizada, allí ya hay un límite frente al cual las personas tóxicas en el trabajo no pueden dar un paso más. No entregues tu dignidad a esas personas porque tu desempeño puede verse gravemente afectado. Y no solo eso, también se debe cuidar la salud mental, algo tan importante en estos días.

“Tómalo como de quien viene”. Trata de que los dichos de las personas tóxicas en el trabajo no te afecten, porque sabes que esas palabras no valen la pena. Tienes que marcar los límites y estar seguro de ti mismo. La posición debe ser firme.

Por lo tanto, es importante establecer tanto límites emocionales como físicos. Mientras los primeros tienen que ver con la energía emocional y el hecho de limitar la exposición de uno frente a este tipo de personas, el segundo está más vinculado con la reducción al máximo del tiempo que se pueda pasar con ellos.

4. Trata de evitar conversaciones con personas tóxicas

A menos que la persona tóxica en el trabajo sea el propio responsable del sector o equipo, lo mejor es evitar conversaciones con este tipo de personas. En este sentido, lo ideal o lo más recomendable es no permitir que esa persona se imponga durante la conversación.

Una buena práctica, entonces, sobre cómo lidiar con personas tóxicas en el trabajo es evitar todo tipo de diálogo.

5. No intentes cambiarlos

Frente a las personas tóxicas en el trabajo, puede surgir una cierta “necesidad” o un “querer” genuino de cambiarlos. Sin embargo, esto no es posible, o al menos es algo que se debería trabajar con un profesional. Por eso, como se señala en un artículo de Entrepreneur, “no esperes que no sean difíciles”.

6. Aplica la inteligencia emocional

Como menciona Nia Ayanz, profesora del curso online de Inteligencia Emocional para líderes: “Las emociones mueven a las personas y las personas mueven los resultados. Tus emociones son las puertas que debes abrir para llegar a donde quieres en el contexto actual de cambio continuo”.

Ante las personas tóxicas en el trabajo, lo mejor para lidiar con ellas es aplicar la inteligencia emocional. Esta habilidad blanda es la que, al fin de cuentas, permite que el estrés no tenga impacto y que nuestro cerebro solo asimile los puntos positivos del día a día o de las relaciones del trabajo.

El estrés que pueden causar las personas tóxicas es muy fuerte, por eso, una buena gestión emocional permitirá evitar daños mayores. Por eso, considera cuáles son los puntos más esenciales de toda persona tóxica en el trabajo:

  • Victimización constante: se colocan en la posición de víctima y de allí no salen. Conciben que todo se hace en su contra. Pretenden, de esta manera, ser el centro de atención de todo grupo de trabajo (en verdad, no importa el ambiente o contexto en el que se encuentren, buscarán llamar la atención de igual manera).
  • Todo negativo, ante todo: el panorama siempre es negativo, es un rasgo distintivo de las personas tóxicas en el trabajo. “Todos los proyectos saldrán mal”.

Sin embargo, también es importante mencionar la importancia de otras habilidades blandas como la comunicación efectiva y asertiva, la escucha activa, el feedback, entre otros. ¿Qué tienen todas estas cuestiones en común? La importancia de la capacitación corporativa para mejorar las habilidades blandas, esas que nos permiten relacionarnos con los demás de una mejor manera. Si eres HR Manager de una organización, puedes revisar esta plantilla de presupuesto de capacitación para armar uno (¿lo mejor? Es gratuito).

7. Mejora tus habilidades para el trabajo

A propósito sobre lo que mencionamos anteriormente, en Crehana for business contamos con cursos de liderazgo empresarial, aquí encontrarás los mejores cursos de liderazgo empresarial para entrenar a tu equipo sobre los objetivos y estilos de liderazgo de la actualidad. El liderazgo es clave, es necesario para poder obtener equipos sólidos, productivos, que estén altamente comprometidos con los proyectos y motivados para superarse día a día y hacerle frente a los distintos desafíos.

Si los equipos de trabajo no tienen un líder por detrás que los acompañe, es muy difícil que los colaboradores logren alcanzar los objetivos y que los proyectos sean todo un éxito. Al respecto, la formación de liderazgo contribuye a convertirse en un storyteller. ¿Qué significa esto? Conocerás cuáles son las mejores técnicas de storytelling con las que serás capaz de mantener la atención de tu público.

Al mismo tiempo, aumentarás tu productividad, al utilizar herramientas y técnicas de organización para aprovechar de una mejor manera tu tiempo, para ser más efectivo en tus tareas y alcanzar las metas. Otro punto importante que aprenderás con esta formación en liderazgo es la gestión de equipos en trabajo remoto, para convertirte en un líder que motive y empodere al equipo para lograr un buen team de forma remota.

Por último, mejorarás tus habilidades de comunicación al crear tu propio estilo de comunicación para realizar presentaciones que sean altamente efectivas y de alto impacto.

8. Evita el contagio de las actitudes tóxicas

Asimismo, evita el contagio de los comportamientos o actitudes que sean tóxicas. Esto puede suponer, por el contrario, que has perdido la batalla en este asunto. En un contexto laboral, las personas tóxicas en el trabajo pueden hacer que otros se sientan culpables por haber cometido un determinado error. En este caso, es mejor optar por mantener la serenidad.

En cambio, imagina que ante un comportamiento tóxico respondes con uno igual, en ese caso sí habrás perdido la batalla, “la persona tóxica te habrá ganado”. Y eso es lo que buscan. Por eso, ignorar es importante y saber cuándo responder también (solo ante actitudes o acciones que sean realmente positivas, en ese caso sí). De esta forma, hay que mantener el control de las emociones con la aplicación de la inteligencia emocional mencionada anteriormente.

Entonces, para recapitular cómo lidiar con personas tóxicas, aquí te dejamos este resumen con consejos prácticos:

  • Identifica quiénes son las personas tóxicas para que sus actitudes no interfieran con tu vida personal y laboral. Toma conciencia de esto para que no te afecte.
  • Marca cuáles son los límites, hazlos visibles. Solo tiene poder quien puede tenerlo, si no quieres que lo tenga pues no se lo permitas.
  • Lo anterior también está relacionado con las críticas y el maltrato. Marca el límite, que nadie merece malos tratos.
  • Evita a las personas tóxicas en el trabajo, esto les quitará poder y no podrán interferir en tu rutina o día a día.

9. No le des poder a las personas tóxicas en el trabajo

Si piensas que esa persona arruina tu día de trabajo, esa persona tóxica ya habrá ganado o conquistado lo que quería hacer contigo o quien sea. Ese pensamiento solo le da poder a la persona tóxica por sobre uno. Recuerda hablarte bien a ti mismo y que lo importante es tu bienestar y el trabajo en equipo para alcanzar las metas que hay por delante.

Como mencionamos anteriormente, las personas tóxicas en el trabajo, y en cualquier otro ámbito, suelen victimizarse, generar conflictos de forma constante a nivel personal y también laboral, hablan de forma negativa, menosprecian, tienden a echarle la culpa a los demás de sus propios errores, no se destacan por ser colaborativos sino todo lo contrario. Por eso, ten en cuenta todo lo que has leído hasta aquí y que no interfieran en tu bienestar.

Pero, ¿cómo son las personas tóxicas en el trabajo? ¿Cuáles son los tipos de personas tóxicas más comunes? ¡Sigue leyendo que tenemos aún mucho que contarte!

¿Qué es una persona tóxica?

Una persona tóxica es alguien que afecta de forma negativa a las personas más cercanas que la rodean, debido a su personalidad egocéntrica y narcisista. Lamentablemente, este tipo de personas tienden a influir en nuestras vidas, no nos permiten crecer a nivel personal ni profesional.

Por ello, es importante estar atentos y saber identificar cuando una persona no está sumando a nuestras vidas. Una de la características principales de una persona tóxica es no dejar que los demás a su alrededor puedan mejorar en los distintos ámbitos de su vida. Esto se debe a que siempre están centrados en sí mismos y no son capaces de ayudar a los demás. Asimismo, son sumamente narcisistas y priorizan sus ideas sobre los otros, menospreciando a aquellos que no les 'sirven'.

Además, las personas tóxicas no solo pueden estar presentes en el trabajo sino en cualquier ámbito de la vida, es decir también a nivel personal. Se caracterizan por crear climas donde reina el conflicto o el ambiente se vuelve agotador para todos los presentes, porque manifiestan o tienen actitudes sumamente negativas.

Mientras que en un ambiente de trabajo positivo reina la tranquilidad, confianza, seguridad y la colaboración entre los compañeros para alcanzar las distintas metas que tienen por delante, cuando hay una persona tóxica en el medio y no se sabe cómo lidiar con ella, el ambiente puede volverse de lo más negativo.

Este tipo de personas suele victimizarse por absolutamente todo y tiene la capacidad de crear conflictos por cualquier cuestión y en cualquier ámbito. La perspectiva suele ser negativa. Pero, ¿cómo lidiar con personas tóxicas en el trabajo? Te damos algunos consejos en el próximo apartado.

Personas tóxicas en el trabajo

Fuente: Freepik

¿Cómo son las personas tóxicas en el trabajo?

Identificar a una persona tóxica en el trabajo no es muy difícil. Pueden ser colaboradores que, por ejemplo, tienen más experiencia que algunos, pero carecen de inteligencia emocional.

Por lo general, actúan de la siguiente manera:

  • Tienden a ser prepotentes y groseros con sus compañeros de equipo.
  • Son dominantes.
  • No están dispuestos a asumir la responsabilidad de sus errores. No los admiten.
  • Carecen de autocrítica.
  • Se resisten al cambio/crecimiento.
  • Suelen ser abusivos o manipuladores.

descargable crehana recursos

Tipos de personas tóxicas en el trabajo

Estos son los tipos de personas tóxicas en el trabajo: el intocable, el problemático, el flojo y el chismoso. Veamos cómo actúa cada uno, a continuación:

El intocable

Tiene un trato preferencial, gracias a su relación cercana con el líder del equipo, el gerente o alguien con mucho poder en la empresa. Suele usar su posición para molestar a sus compañeros y salirse con la suya.

Si no le gusta algo o no le agrada alguien, aprovechará su relación cercana con la cabeza del equipo para influir negativamente.

Usualmente, son personas con aires de superioridad. Se sienten más capaces que cualquiera de sus compañeros, por lo que suelen minimizarlos. No tienen autoridad, pero se sienten con autoridad.

El problemático

Este empleado tóxico se caracteriza por su incompetencia. Si se presenta un problema, no sabe cómo solucionarlo o depende de los demás para hacerlo. Es ese tipo de persona que no asume la responsabilidad de sus errores y siempre busca culpar a otros.

Lidiar con esta persona puede resultar muy estresante, porque, además de no mostrarse interesado en aprender, tiene una actitud pasiva y resistente al cambio.

"Fomenta una cultura donde los miembros de tu equipo se sientan capaces de expresar sus opiniones constructivamente".

El flojo

Este es uno de los empleados tóxicos más comunes. Se caracteriza por ser incumplido y distraerse con facilidad. Es aquel que no llega a los plazos establecidos o espera el último minuto para hacer todo lo que no hizo durante el día.

Suele ser muy sociable y le tiene sin cuidado lo que los demás piensen de él o ella. Es de los que se ausenta con frecuencia y si no le piden explicaciones al respecto, no siente que sea necesario darlas.

Por último, no demuestra verdadero interés en sus tareas, por lo que su trabajo no es, precisamente, el mejor.

El chismoso

Le gusta esparcir chismes o suposiciones entre sus compañeros. Comúnmente se lleva muy bien con todos, pero en realidad critica a muchos a sus espaldas.

Si en la oficina se genera un malentendido, es probable que este empleado se haya encargado de maximizar o tergiversar alguna información. Algunos actúan de esta manera para perjudicar/molestar a alguien en particular o simplemente porque les parece divertido.

¿Cómo prevenir la toxicidad en el trabajo?

Si descuidas el clima laboral de tu empresa, es probable que los comportamientos negativos y hostiles no demoren en aparecer. ¿Qué hacer para evitar personas tóxicas en el trabajo?

  • Fomenta una cultura donde los miembros de tu equipo se sientan capaces de expresar sus opiniones constructivamente.
  • Genera un ambiente de confianza. Tus talentos deben sentir que sus preocupaciones son tomadas en serio por ti o por el departamento de Recursos Humanos.
  • Practica un trato igualitario. El amiguismo o los favoritismos dañan el clima laboral. No subestimes a tu equipo, no demorarán en identificar las diferencias que haces.
  • Impulsa la inteligencia emocional. Es importante que los profesionales de tu empresa tengan la capacidad de controlar sus emociones y entender las de los otros. Esto evitará que cualquier conflicto prospere.

como lidiar con personas toxicas

Fuente: Freepik

Cómo identificar personas tóxicas durante el proceso de selección

Este tipo de personas nunca se mostrarán como tal durante una entrevista de trabajo. Si han superado las pruebas previas satisfactoriamente, será más complejo detectarlas, pero no imposible.

Su toxicidad suele aparecer cuando se relacionan con sus compañeros de equipo o se encuentran en situaciones complejas. Toma en cuenta que algunos candidatos se presentan a las entrevistas con respuestas preparadas, sobre todo los más experimentados. Las respuestas ensayadas, por supuesto, no revelarán el potencial de toxicidad de los postulantes. Entonces, ¿qué puedes hacer al respecto?

  • Busca respuestas más sinceras y espontáneas. Pide ejemplos específicos de cómo resolvió conflictos en el pasado.
  • Pide referencias laborales y comunícate con ellas. Es importante saber si sus ex jefes lo recomiendan.
  • Comunícate con algunas personas de su red que puedan estar conectadas entre sí.
  • Puedes pedirle que pase un día en la oficina, para saber cómo se relaciona con los miembros del equipo.

Además, puedes realizar estas preguntas que propone un artículo de Medium. Son poco convencionales, pero están diseñadas para saber si el candidato que tienes enfrente será un ingreso positivo para el equipo o alguien que provocará problemas. Pregunta lo siguiente:

  • ¿Qué cambiarías de tu trabajo anterior?
  • ¿Qué dirían tus antiguos empleadores sobre ti? Enumera algunos aspectos positivos y negativos.
  • ¿Cuál ha sido tu mayor éxito profesional hasta el momento y cómo lo lograste?
  • Menciona algunos casos en los que tuviste que manejar el estrés en el trabajo. ¿Qué hiciste?
  • Menciona algunas veces en las que te ha resultado difícil trabajar con alguien. ¿Cómo abordaste la situación?

crehana demo

Como profesional de recursos humanos, debes saber que un empleado tóxico puede ser cualquiera. ¿Puede serlo un gerente o líder de equipo? Por supuesto. Recuerda que promover un clima laboral positivo y detectar a tiempo a los colaboradores tóxicos (y si es posible ayudarlos a mejorar) es la clave para evitar que la toxicidad prospere en tu compañía. Si no tomas acciones al respecto, los buenos talentos se marcharán.

La confianza y liderazgo de los HR Managers, en estas situaciones donde se detectan personas tóxicas, resulta crucial para poder hacer frente a los problemas y resolverlos de raíz. De lo contrario, esto puede atentar contra los valores de la organización y suponer un riesgo incluso para la productividad del equipo de trabajo. Asimismo, es importante que los HR Manager sepan resolver conflictos interpersonales en el trabajo.

Por ejemplo, el entrenamiento es una forma eficaz de ayudar a algunas personas a corregir ciertos comportamientos. ¿Sabías que en Crehana for business transformamos el mindset de los equipos a través de experiencias digitales de aprendizaje? Hemos creado un plan para ti y tu equipo, te invitamos a conocerlo.

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte