🏅 Autonomía en el trabajo | ¿Cómo diseñar equipos exitosos? | Crehana
Autonomía en el trabajo: los beneficios de la flexibilidad laboral

Autonomía en el trabajo: los beneficios de la flexibilidad laboral

Última actualización 22 de Marzo del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Hugo Rodríguez

La autonomía en el trabajo es un recurso que debes saber manejar dentro de tu entorno laboral. Bien manejada, puede ser una herramienta que te servirá para alcanzar los mejores resultados posibles en tu empresa. Sin embargo, es muy fácil que se te pueda salir de control esta iniciativa.

Los entornos laborales en la actualidad están cambiando y se adaptan a nuevas formas de entender las relaciones interpersonales en las empresas. Según el portal Forbes, tras la crisis sanitaria producida por el COVID-19, y con la aparición del modelo híbrido de trabajo, "los empleados quieren flexibilidad, autonomía y libertad para decidir cuándo trabajar de manera remota y cuándo hacerlo desde la oficina".

Y una de las tendencias que viene marcando el ritmo es la autonomía en el trabajo, donde empoderar a los trabajadores y darles independencia tiene ventajas tanto para ellos mismos como para las empresas y, por supuesto, los empleadores.

En esta nota desarrollaremos qué es la autonomía en el trabajo, algunas características y cuáles son los beneficios de tener empleados con más libertad para la toma de decisiones. Además, veremos las claves principales para gestionar empleados autónomos y consejos para aprovechar al máximo este recurso en la empresa. ¡Acompáñanos!

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana te brindamos entrenamiento personalizado para ellos

banner Crehana for business

¿Qué es la autonomía laboral?

Por autonomía laboral, entendemos que es aquella libertad que se le otorga a un empleado en un contexto en el que se necesite control de su actividad.

Así, la autonomía en el trabajo puede estar vinculada con acciones y decisiones como las siguientes:

  • Flexibilidad de horarios

  • Libertad y toma de decisiones en sus tareas

  • Autogestión de actividades

Todos estos pilares que brinda la autonomía en el trabajo favorecen a la construcción de un mayor nivel de confianza y un aumento considerable en la proactividad, siendo una de las técnicas para generar equipos creativos más populares dentro de los entornos laborales de la actualidad.

 

¿Qué características tiene la autonomía en el trabajo?

Al hablar de la autonomía en el ámbito laboral, tenemos que pensar en cuáles son las características especiales que permiten que este recurso se pueda desarrollar y aporte beneficios.

Entonces, ¿cuáles son las características de la autonomía en el trabajo? Dentro de esta medida empresarial encontramos particularidades como las siguientes:

  • Autonomía implica concederle al empleado el poder de controlar algunos aspectos de sus labores.

  • Intervienen tanto la empresa como el empleado.

  • Está muy presente el uso de tecnologías para gestionar tiempos y actividades.

  • Implica dotar a los empleados, tanto de conocimientos como de recursos para sus tareas.

  • Se puede ejercer la autonomía en el trabajo, tanto para procesos específicos como para la rutina habitual.

Estos son algunos de los elementos que caracterizan a la autonomía dentro del trabajo. Ahora bien, ¿quieres conocer algunas de sus ventajas?

banner crehana for business prueba

Ventajas de la autonomía laboral

Todas estas características conllevan una serie de ventajas dentro de la autonomía en el trabajo. Estos beneficios no solo se aplican a los colaboradores, sino que también se extienden a la empresa.

Ambas partes se pueden beneficiar de este tipo de relación, dentro de lo que es la autonomía laboral. Veamos de qué forma es esto posible.

Beneficios para la empresa

Así como el colaborador se ve beneficiado por este tipo de medidas empresariales, la empresa también tiene que verse favorecida para que la implantación de la medida sea una realidad.

La autonomía en el trabajo tiene una incidencia favorable en las empresas en tres aspectos esenciales:

  • Compromiso: un trabajador que cuenta con autonomía laboral se convierte en una parte importante en la toma de decisiones de una empresa. De esta manera, su compromiso con la cultura empresarial se vuelve mayor, generando un sentimiento de pertenencia que le da solidez a los equipos de trabajo, obteniendo mejores resultados (los cuales son visibles al aplicar métodos para medir el trabajo en equipo).

  • Motivación: el empleado que puede gestionar su trabajo se vuelve más responsable, según sus necesidades, y con ánimos de luchar por sus metas. La autonomía en el trabajo le demuestra un respaldo por parte de sus empleadores que, al mismo tiempo, le genera deseo de seguir creciendo (y hacer que la empresa crezca, por supuesto).

  • Rendimiento: este último punto surge de la combinación de los anteriores. El involucramiento de los empleados se traduce siempre en mayor comodidad y, por ende, mayor rendimiento.

Beneficios para el trabajador

Todas las empresas trabajan de acuerdo con una rutina laboral más o menos establecida. Sin embargo, en el día a día surgen imprevistos que modifican el plan de trabajo, de alguna u otra manera.

En estas ocasiones, es conveniente que los empleados cuenten con libertad de trabajo para poder resolver cualquier situación, sin generar demoras o malestar en el cliente.

Entre muchas ventajas de la autonomía en el trabajo para los empleados, podemos destacar tres que se consideran fundamentales:

  • Felicidad: la autonomía en el trabajo es algo muy positivo y los empleados lo sienten. Así, su autoestima se refuerza y se sienten valorados y apoyados. Y, a mayor autonomía en el ámbito laboral, menor estrés se percibe en el desempeño de las funciones que deba cumplir.

  • Responsabilidad: al recibir mayores responsabilidades, el involucramiento de los empleados se incrementa, lo que hace que se esfuercen más por alcanzar las metas propuestas. Este punto va de la mano con el compromiso y con la motivación, que se ven favorecidos gracias a la autonomía en el trabajo.

  • Productividad: si el trabajador se encuentra cómodo y contento, va a rendir más y mejor. Este aumento de la productividad impacta positivamente tanto en la empresa como en el mismo empleado ya que es un beneficio para ambos. Se combinan, entonces, la autonomía individual con lo grupal.

Eso sí, la autonomía en el trabajo no está exenta de problemas. También debes conocer los inconvenientes de este tipo de medidas, los cuales te presentamos a continuación.

empleado autónomo

Fuente: Pexels

Peligros dentro de la autonomía en el trabajo

Aunque brindar autonomía a los empleados genera múltiples beneficios para tu empresa, no siempre tendrá un impacto positivo o será lo solución ideal para una situación concreta.

¿Quieres saber qué peligros existen dentro de la autonomía en el trabajo? Te los detallamos a continuación:

1. Posibilidad de caos

Dependiendo del momento particular y de múltiples circunstancias, es posible que la autonomía encierre cierta cuota de caos dentro del entorno laboral. Mientras más diferencia exista en la manera en que los profesionales definan sus límites de libertad, se complicará aún más la imagen de la empresa.

Por ejemplo, una situación que deberás evitar a toda costa dentro de tu empresa, es que tus clientes prefieran a algún interlocutor por encima de otro, porque concede más descuentos. Así que, quedará de tu parte establecer cuáles son las condiciones básicas y primordiales que tendrás con la autonomía de los empleados.

2. Alta competencia

Cuando hablamos de competencia, no nos referimos a una competencia sana o en el buen sentido de la competitividad para mejorar en un puesto de trabajo. Sino de las envidias y los celos que pueden surgir en entornos laborales.

La autonomía en el trabajo es capaz de provocar problemas e inconvenientes en cuanto al tema de la competencias dentro del grupo laboral. Si a un colaborador se le conceden ciertos privilegios y se le disminuyen responsabilidades, entonces es posible que exista cierto rechazo por parte de los otros miembros del equipo de trabajo.

Mientras más claras estén las reglas en cuanto a las bases de promociones y ascensos, dentro de la empresa, es más factible que haya menos conflictos internos. Si un empleado gana a pulso estos privilegios, tomando como premisa el cumplimiento excelso de sus labores oficiales, entonces los otros empleados sabrán que se ganó el tema de la autonomía en el trabajo por méritos propios.

3. Necesidad de órdenes

Por todo lo que hemos comentado en este post, queda demostrado que la autonomía en el trabajo es algo muy positivo para todas las empresas. Sin embargo, liberar a ciertos colaboradores de los procesos laborales tradicionales puede no ser la mejor solución.

Existen muchos empleados a los cuales no les gusta el tema de la autonomía laboral, ya que no les sienta bien. Existen personas que no les gusta tener poder o responsabilidad, por lo que prefieren ser dirigidos por otros (incluso, sin necesidad de obtener las ventajas materiales que podría conllevar su cargo).

trabajo autónomo

Fuente: Pexels

Claves para aplicar la autonomía en el trabajo

Cuando se piensa en la autonomía en el trabajo, las empresas deben tener en cuenta que los objetivos profesionales deben ser claros y medibles. Por ende, los directivos deben adoptar una mentalidad de apoyo a los empleados para que se pongan en sintonía con estas metas

Encontrar un equilibrio entre lo individual y lo grupal se vuelve imprescindible a la hora de pensar en cómo fomentar la autonomía. Para ello, existen algunas claves útiles con las cuales podrás encontrar un balance que permita el éxito y la autonomía en el trabajo.

1. Fomenta la transparencia

La empresa debe crear una cultura de transparencia para que sus empleados tengan siempre la información que necesiten. La autonomía en el trabajo se vuelve más fácil contemplando una estrategia de comunicación clara en la que todas las partes sepan cuál es su lugar y sus funciones.

Un ejemplo de la aplicación de pautas de comunicación claras está en Google: una vez a la semana, la empresa permite que los empleados hagan preguntas a los directivos sobre cualquier tema que deseen.

Así, los procesos que permiten el involucramiento de los empleados fomentan la transparencia en los valores y los objetivos de la empresa.

2. Aplica el empoderamiento

Dentro de la generación de políticas que favorezcan la autonomía en el trabajo, resulta muy importante el empoderamiento de los empleados.

Una autonomía responsable, otorgada de parte de los empleadores, tiene que ir de la mano con prácticas que le permitan a los empleados sentirse a gusto con sus tareas cotidianas.

3. Aprende que la confianza afianza vínculos

Un entorno de confianza entre adultos permite que se impulse la libertad y la capacidad de ser autónomos en sus trabajos.

Esta ida y vuelta, entre empleador y empleado, siempre debe contemplar la claridad para que el significado de la autonomía sea lo más provechoso para todas las partes.

trabajador autónomo de una empresa

Fuente: Pexels

4. Entiende que pueden cometerse errores

Algo muy importante dentro de la autonomía en el trabajo es que seas consciente de que pueden cometerse errores, dentro de la misma dinámica. Y, por lo general, los directivos suelen pagar muy caros los errores.

Cometer una equivocación puede implicar matar una iniciativa y, por extensión, la productividad de un trabajador. Por este motivo, si pretendes que tu empresa se consolide y que te salga bien la apuesta por la autonomía laboral, lo principal es que evites que tus colaboradores desarrollen sus labores con miedo.

Si crees en tu equipo de trabajo, tendrás un personal comprometido y entusiasmado con el cumplimiento de sus labores.

5. Contrata un equipo de personas autónomas

Existen personas que no eligieron ser autónomos. Ahora, si les permites que participen en tu empresa y desarrollen sus capacidades, otórgales lo que necesitas y déjalos trabajar.

¿Qué podrías conseguir con esta acción? Que el resto de colaboradores se animen a innovar, probar y elaborar nuevas ideas y que tomen riesgos por su cuenta. La autonomía en el trabajo no se trata de tomar riesgos sólo porque sí, sino para que se explote al máximo el potencial de tu equipo, sin interferencias.

Ahora, ¿no te gustaría implantar la autonomía laboral de la forma más eficaz posible? Entonces, tienes que revisar, sí o sí, nuestra guía para construir equipos autónomos, con la cual empoderarás a los colaboradores de tu empresa y les ayudarás a ser la mejor versión de sí mismos.

6. Establece límites y crea elecciones

Si hay un factor clave dentro de la autonomía en el trabajo es el tema de la confianza y la libertad de elección de cada colaborador. Ahora bien, ¿sabes qué puede resultar fatídico? El exceso de elección.

Autonomía no significa que no existan los límites, eso es un error muy común. Básicamente, se trata de que, dentro de los límites previamente establecidos, se genere el florecimiento de ideas y acciones, que fomenten la productividad y el rendimiento óptimo para conseguir resultados aceptables en el entorno de trabajo.

Por este motivo, se trata de que le brindes a tus empleados su independencia para gestionar sus labores, dentro de las bases establecidas por la empresa previamente.

descargables crehana para empresas

Consejos para asumir un rol autónomo en el trabajo

Así como el empleador cuenta con ciertas claves para favorecer la autonomía en el trabajo, el empleado también tiene herramientas para poder asumir un rol más autónomo.

Algunas de ellas son:

1. Buscar consejo de un mentor

Para poder desempeñarse de manera autónoma pueden conseguir algún mentor en el equipo. Esto es favorable, ya que permite desarrollar competencias, habilidades básicas y técnicas clave en su día a día.

Si encuentras al mentor adecuado, podrás mantener una relación sólida con tu equipo a mediano y largo plazo, al tiempo que ayudarás a que tu equipo de trabajo esté en constante crecimiento integral.

Una figura que ejerza el liderazgo es esencial dentro del mundo empresarial; y la autonomía promueve precisamente esta conducta. Como bien menciona el profesor Boris Rocha Maldonado, docente de nuestro curso online de Mentoring para el liderazgo de equipos, "el liderazgo implica retarte a ti mismo para lograr tu mejor versión", por lo que desarrollar esta habilidad no solo pasa por hacer crecer la empresa, sino también a ti mismo.

2. Visualizar el futuro

Plantear un mapa del paso a paso que se pretende llevar es una buena herramienta para fortalecer la autonomía en el trabajo de parte de un empleado. Establecer una forma o rol para posicionarse de cara al futuro permite desarrollar competencias nuevas y un impulso constante para desempeñarse con éxito.

La clave está en que el colaborador debe saber cómo identificar la manera en la cual el rol que posee actualmente lo va a posicionar en cuanto a su futuro. Por este motivo, desarrollar nuevas competencias le servirá para optar a puestos de trabajo con oportunidades de crecimiento.

3. Oportunidades de aprender

Un empleado, sea en el nivel que sea, necesita estar en alerta constante a las nuevas oportunidades para aprender. En este sentido, la libertad de trabajo favorece a generar un clima en el que se puedan aprovechar todas las posibles brechas en las que se favorezca el aprendizaje.

La mejor forma de adquirir conocimiento y evitar los errores laborales es mediante la enseñanza. Algunas de las opciones que te recomendamos (y que no comprometarán el tema de la autonomía en el trabajo) son las siguientes:

  • Aprender de alguien con más experiencia en tu ámbito.

  • Iniciar formaciones que te ayuden a desarrollar las habilidades que debes mejorar.

4. Ritmo de trabajo

Una de las claves para desarrollar la autonomía en el ámbito laboral es el ritmo de trabajo y, en especial, la relación con los superiores.

Así como se prioriza un vínculo ameno y con confianza, es importante que siempre se encuentre presente un ritmo laboral que sea propicio para desempeñar las tareas.

5. Disposición

Una relación laboral en la que haya autonomía del trabajador implica que éste tenga una buena predisposición siempre.

Tal y como el empleador va a necesitar de él para que resuelva algunas cosas, también es importante que lo incorpore en consultas sobre el futuro de la empresa, ya que esto ayuda a la autonomía en el trabajo, con el fin de lograr las metas colectivas.

autonomía laboral

Fuente: Pexels

Según un informe que elaboró la Corporate Executive Board, y recogido por el portal Inc.com, los empleados que experimentaban mayor libertad en el trabajo, mantenían un gran equilibrio entre la vida personal y laboral, lo que las hacía un 21% más productivas en sus actividades. Esto te habla de la importancia de la autonomía en el trabajo.

Una relación laboral que pretenda el logro de objetivos y metas constantes requiere indudablemente de la presencia de la autonomía en el trabajo. Esto se consolida con ventajas, tanto para empleadores como para trabajadores, ya que permite desarrollar un ambiente saludable y con motivación constante.

¡Este ha sido nuestro post! Si quieres saber más acerca de la autonomía en el trabajo, inscríbete en nuestros cursos de liderazgo empresarial, donde aprenderás las herramientas más novedosas y las últimas tendencias en cuanto a la gestión de equipos de trabajo. 

¡Éxitos!

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte