📌 10 causas de mal clima laboral en las empresas | Crehana
10 características de mal clima laboral que pueden poner en riesgo tu empresa

10 características de mal clima laboral que pueden poner en riesgo tu empresa

Última actualización 12 de Septiembre del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Andrea Flores

Las señales de mal clima laboral son un indicador que todos los líderes de equipos deben tomar en cuenta para evitar conflictos posteriores que afecten a la empresa y al personal que trabaja en ella. 

El clima laboral es el ambiente en el que las personas llevan a cabo sus funciones. Si este es tóxico, será complicado que los profesionales puedan rendir al 100%, pero, sobre todo, que estén motivados para cumplir con sus funciones. Por ello, conocer las causas del mal clima laboral es muy importante para cualquier compañía que persigue el éxito. 

Entonces, ¿en tu empresa existe un buen clima laboral? Si no estás muy seguro de ello, en esta nota, te contaremos algunas señales que te pueden ayudar a identificar si existe un mal ambiente de trabajo en tu negocio.

1. Los líderes no saben relacionarse con su equipo

Esta es una de las señales de mal clima laboral más evidentes. La conducta de un líder es la base de toda área de trabajo, pues se encarga de fomentar la unión y el trabajo en equipo. Si la figura de mando no es un punto de referencia, es poco probable que el grupo adquiera hábitos positivos para la empresa.

De hecho, estudios e investigaciones revelaron que una de las características del mal clima laboral proviene de la influencia de los supervisores. El personal de trabajo necesita estar en un entorno donde sean escuchados, valorados y plenos. 

Si ellos notan que existen favoritos en el equipo o que el líder promueve un entorno poco ético, es muy probable que se empiece a notar su incomodidad en el día a día, por ejemplo, en sus niveles de desempeño. Por ello, si quieres prevenir el mal clima laboral, te recomendamos monitorear de cerca la relación entre los líderes y el equipo. 

De acuerdo a la Universidad Autónoma de Madrid, idealmente, los líderes deben mostrar una actitud empática y entusiasta para animar a su grupo de trabajo. Los expertos señalan que los jefes que apuestan por un estilo de liderazgo transformacional son los que consiguen mejores resultados y previenen el mal clima organizacional. 

A continuación, te describimos algunas características de estos jefes: 

  • Se preocupan por los trabajadores
  • Son personas carismáticas
  • Cuentan con una gran visión a futuro, que transmiten a sus empleados
  • Suelen comunicar sus ideas de forma eficiente

colaboradores en entorno laboralFuente: Pexels

2. Mala asignación de roles

Si una persona no tiene claro el papel que debe cumplir en el esquema organizacional o realiza tareas que no le corresponden, es probable que esto derive en un mal clima dentro de la empresa.

Este tipo de situaciones suelen ser catalizadores de estrés y, usualmente, surgen a raíz de problemas de comunicación entre las figuras de mando y el equipo. Por lo tanto, los jefes o supervisores del área deben dejar en claro cuáles son las funciones de cada profesional, incluso desde el proceso de onboarding. 

Al abordar este punto desde que el talento humano empieza a trabajar, evitarás que tu empresa experimente un clima laboral negativo en el futuro. Aunque existen más causas por analizar, podemos decir que este es uno de los puntos de partida más importantes. 

Descarga nuestra guía para realizar un proceso de onboarding efectivo 

ebook para hacer un onboarding efectivo gratis

3. Compañeros tóxicos en el trabajo

Encontrar personas tóxicas en el trabajo es casi inevitable, pues la personalidad de cada profesional depende de sus vivencias personales. Debido a que no puedes interferir en ello, lo que sí puedes hacer es mantenerte alerta ante las acciones negativas que pueden desencadenar un mal clima laboral en la empresa. 

Entonces, ¿cómo saber si existe un buen clima laboral? Si nos enfocamos en los equipos de trabajo, es importante detectar que no existen señales de envidia, celos o algún tipo de discriminación. 

banner crehana

Por otro lado, un artículo del blog Medium, expresa que también es importante identificar si se está produciendo acoso laboral o mobbing en las siguientes formas: 

  • Mobbing horizontal: el acoso laboral proviene de los compañeros de trabajo de la víctima, los cuales pertenecen al mismo rango que ella. 
  • Mobbing vertical: cuando la situación la genera alguien que se encuentra en una postura superior o inferior a la víctima en cuanto a jerarquía dentro de la compañía (es ascendente cuando el afectado es alguien de nivel superior a sus acosadores y descendente cuando es a la inversa).
  • Mobbing estratégico: el acoso forma parte de una estrategia empresarial, para que el colaborador rescinda su contrato voluntariamente y la compañía pueda evitar el pago de indemnizaciones.
  • Mobbing de dirección: donde la dirección organizacional quiere liberarse de un trabajador que no cumple con las expectativas o no cumple las reglas. 
  • Mobbing perverso: cuando el objetivo no es laboral sino que se basa en cumplir los deseos de una personalidad hostigadora. 
  • Mobbing disciplinario: ocurre cuando se quiere disciplinar a una persona para que se ajuste a las normativas de la empresa; se usa como ejemplo para los demás. 

Cualquiera de estas manifestaciones de acoso en el trabajo son causas evidentes de un mal clima laboral. Para evitarlas, debes promover la igualdad, el respeto y la tolerancia, pues es responsabilidad de todos resguardar el bienestar del grupo. 

Ante la primera señal que veas de estos hechos, debes tomar las medidas pertinentes para que las características de un mal clima de trabajo no se sigan manifestando.

entorno de trabajoFuente: Pexels

4. Crece el nivel de absentismo

Aunque parece radical, estas causas del mal clima laboral pueden desencadenar una falta de motivación tan grande que el personal se empezará a crear excusas para no ir a trabajar.  

Por ejemplo, si existen faltas que no están justificadas y han aumentado las inasistencias por causas médicas, debes evaluar cómo se sienten los profesionales trabajando para ti. Muchos de ellos, probablemente, estarán descontentos con el trato, la asignación de tareas o la interacción con algunos compañeros. 

Las razones que generan esta característica del mal clima laboral pueden ser muy variadas, sin embargo, es importante descubrirlas para poder hacerles frente. No olvides que el recurso más importante con el que cuentan las empresas son las personas, pues de ellas depende la eficiencia de los procesos. 

5. Falta de compromiso con la empresa

Siguiendo con las señales de un clima laboral malo, debemos hacer énfasis en el nivel de compromiso que debe mantener el personal con la empresa. Si este es bajo, con él cae también el nivel de motivación, productividad y eficiencia. 

Por consiguiente, los profesionales estarán infelices en su ambiente de trabajo, dejarán de promover la marca entre sus conocidos y trabajarán motivados por el dinero, más que por conseguir la mejora de la empresa. 

Lamentablemente, si este sentimiento se vuelve común en todos los miembros del equipo, será difícil revertir el mal clima laboral. Entonces, antes de que sea tarde, te recomendamos evaluar el nivel de identificación que tienen las personas con la empresa. 

Fíjate cómo reacciona el equipo ante alguna actividad que se realice en la empresa y cómo se expresan sobre la compañía en sí. Esto te ayudará a tener una idea de cuál debe ser el camino a seguir para que el mal clima laboral no se siga profundizando más adelante.

banner b2b demo business

6. El carácter de tus empleados ha cambiado

Si la empresa en la que te encuentras es grande, es normal que no puedas identificar exactamente cómo se siente cada persona. Sin embargo, una forma de detectar si existe un buen clima laboral o uno malo, es a través del cambio de conducta del equipo. 

Por ejemplo, cuando solicitas feedback a los equipos o cuando los ves interactuar dentro de la misma oficina, es posible que salten a la vista comentarios, discusiones o peleas entre los profesionales, los cuales son claras características de un mal clima en el trabajo. 

Por supuesto, también puedes evaluar el nivel de productividad actual frente al que existía en meses anteriores. Recuerda que, en un ambiente de trabajo positivo, el rendimiento laboral de todos siempre aumenta. 

De hecho, cuando un empleado se encuentra feliz, tiene la motivación para generar nuevas ideas, para proponer nuevos proyectos o mejoras, y para ayudar a los demás a optimizar sus tareas. Como ves, no existe espacio para que se genere un mal clima laboral. 

Ahora bien, si no sabes cómo medir a tu equipo de trabajo, te sugerimos revisar las últimas tendencias en evaluación de desempeño.

7. Niveles de competencia poco saludables

Crear competencia en el trabajo siempre hace que el personal se esfuerce el doble. Sin embargo, si te das cuenta que existen conflictos por este motivo o que los profesionales están teniendo rivalidades entre sí, debes tomar acción para evitar un mal clima laboral. 

Por ejemplo, no es muy buena idea encomendar tareas al equipo abiertamente para ver quién merece una bonificación o un ascenso, pues esto podría dar pie a una competencia muy agresiva. 

Para evitar este comportamiento que genera mal clima laboral, es mejor evaluar el rendimiento del grupo y reconocer el esfuerzo de quienes han demostrado un compromiso constante, así como un buen nivel de productividad. 

En resumen, debes mantener la competitividad del equipo al alza siempre desde un punto de vista sano para no perjudicar el nivel de compañerismo y el trabajo en equipo: dos factores sumamente importantes para prevenir el mal clima laboral.

banner B2B descargables business

8. No se respeta el horario laboral

Sobrepasar los límites del horario laboral también es una de las causas que genera mal clima organizacional. Aunque es normal que, en ocasiones, el equipo deba quedarse un tiempo extra trabajando, esto no debería volverse rutinario. 

Si se mantiene esta figura a largo plazo, es necesario que identifiques qué está pasando, pues el agotamiento del equipo limitará su nivel de productividad. Además, cuando el trabajo interfiere con la vida personal del grupo, esto compromete su bienestar y afecta sus horas de descanso, las cuales son necesarias para resguardar el buen clima en el trabajo. 

Al respecto, Guiselle Alatrista, gerente de recursos humanos de Linio Perú, nos cuenta en una entrevista que el equilibrio entre la vida laboral y la personal sostiene el rendimiento del equipo. Dicho de otro modo, si el personal no tiene tiempo para estar con su familia, estudiar o hacer otras actividades, se sentirán estresados, cansados y no trabajarán bien. 

Como líder de recursos humanos, te sugerimos crear espacios de comunicación con los equipos para conversar con ellos libremente acerca de sus necesidades. De este modo, podrás evitar que esta causa de mal clima laboral siga creciendo. 

Recuerda que, las empresas que colocan a su equipo en el centro de sus operaciones y logran comprender sus intereses, son capaces de aumentar el compromiso con la empresa.

clima laboral en oficinaFuente: Pexels

9. El estilo de comunicación no es el adecuado

¿Cómo saber si existe un buen clima laboral en la empresa? Presta mucha atención a la comunicación que tienen los miembros del equipo, incluyendo a los líderes. De hecho, las figuras de mando son las responsables de establecer una comunicación directa y fluida. 

Los líderes son los modelos a seguir del grupo; si ellos no saben cómo comunicar sus ideas, los profesionales se sentirán perdidos. Incluso, cabe la posibilidad de que se generen conflictos que den pie a un mal clima laboral que actuará como obstáculo para el desarrollo de las responsabilidades diarias. 

Por eso, debes asegurar que el estilo de comunicación sea uno que funcione de forma integral, es decir, que use todos los recursos posibles —como la escucha activa y la comunicación no verbal— para que el mensaje se pueda entender a la perfección. 

Tal como señala Carlos Marino en el curso online de feedback y conversaciones difíciles: “en una conversación difícil, la comunicación no verbal es una forma de hablar más allá de lo que decimos o expresamos”. Sobre todo en tiempos de crisis, para evitar que el mal clima laboral se vuelva insoportable, es necesario saber cómo comunicar.

10. Alta rotación de personal

Finalmente, otra de las causas más importantes del mal clima laboral es un alto índice de rotación de personal, pues, una vez que uno o más profesionales salen del equipo, los demás empezarán a cuestionarse si deben seguir el mismo camino.

La razones principales de este suceso suelen ser la poca flexibilidad de la compañía, la falta de comunicación y las escasas oportunidades de crecimiento, las cuales, evidentemente, son una traba para fomentar el buen clima en el trabajo. 

En este caso, las señales de mal clima laboral son consecuencias directas de la empresa, así que debes ubicar los fallos a tiempo antes de que pierdas el valioso talento humano que te acompaña. 

estrés en ambiente laboralFuente: Pexels

Bien, ahora ya sabes cuáles son las causas de un mal clima laboral, por lo tanto, debes estar atento a cada una de ellas para prevenirlas antes de que afecten al desenvolvimiento de tu equipo de trabajo. 

Recuerda que un ambiente de trabajo positivo promueve el crecimiento y la seguridad de los empleados, al permitir que las personas se desarrollen profesionalmente y desempeñen al máximo su rol dentro de la empresa. 

Si sientes que algo anda mal en tu empresa, te recomendamos utilizar nuestra plantilla sobre el clima laboral para conocer las perspectiva de tu equipo con respecto al entorno de trabajo. Asimismo, para descubrir más sobre este tema, te recomendamos revisar nuestra academia de liderazgo

¡Muchos éxitos! 

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte