💡 10 trucos psicológicos que todo líder debe saber | Crehana
10 trucos psicológicos que harán que tu equipo de trabajo te ame

10 trucos psicológicos que harán que tu equipo de trabajo te ame

Última actualización 20 de Enero del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Ana Zorro

Conocer algunos trucos psicológicos e implementarlos en tu rutina diaria serán de gran ayuda para tu vida profesional. Al hacerlo, tendrás mayores posibilidades de cautivar, motivar y persuadir a tu equipo de trabajo. Conócelos, interiorízalos y hazlos parte de ti, ¡vas a ver el cambio!

Aunque no seamos conscientes, nuestros gestos y en general nuestra comunicación no verbal dice mucho de nosotros, por eso, trabajar en el autoconocimiento y aprender a identificar algunas de nuestras expresiones ayudarán a reforzar nuestra confianza para mostrarnos como personas más seguras, amables y perceptivas para nuestro equipo. Como nos dice Silvia Carillo en su curso Online de Liderazgo Comunicacional

El liderazgo que realmente genera impacto, nace del autoconocimiento (...). Un líder debe ser capaz de transformarse e inspirarse así mismo para entender cómo movilizar y desarrollar a su equipo”

Dicho esto, toma tu bloc, un bolígrafo, y alista tu espejo para poner en práctica 10 de los mejores trucos psicológicos que puedes usar a tu favor para controlar situaciones e influenciar positivamente en tu equipo.

1. Sonríe y transmite bienestar

Puede sonar un poco cliché, pero las sonrisas son contagiosas y tienen mucho poder. Llegar a una reunión de trabajo con una sonrisa en la cara y la mejor actitud hará que tu equipo de trabajo esté distensionado, con gran energía y disposición para escuchar lo que tienes para decir. 

De hecho, este truco es parte de los trucos psicológicos para la vida, así que no dudes en usarlo en situaciones ajenas al trabajo.

mujer sonriendoFuente: Pexels

2. Recuerda los nombres

Recordar el nombre de las personas y llamarlas por su nombre es de vital importancia si quieres lograr un vínculo de cercanía y confianza. Es uno de los trucos psicológicos que consideramos fundamentales, porque decirle a alguien por su nombre equivale a decir que le estamos dando validez, identidad y reconocimiento, haciéndole saber que es una parte importante para la compañía.

Recuerda que cada persona es esencial para una empresa sin importar el rol que desempeñe, así que memoriza cada nombre y empieza afianzando tus relaciones.

3. Usa tu voz como herramienta de convencimiento

Llegamos a uno de los trucos psicológicos más complejos pero también más importantes. Aprender a modular la voz será elemental si quieres influir positivamente en tus colegas. Hacerlo logrará que tus espectadores mantengan la atención cuando estés hablando o presentando algún proyecto importante. Aquí te van algunos consejos:

  1. Identifica tu dicción (la forma en la que articulas los sonidos al hablar). Lee un texto en voz alta o estudia una presentación que tengas pendiente por exponer. Te recomendamos grabarte para que puedas escuchar tu voz y notar las falencias u oportunidades de mejora en la forma en la que pronuncias un discurso.
  2. Usa el tono de comunicación a tu favor. Dependiendo del lugar en donde estés, tendrás que hablar más o menos fuerte, así que asegúrate de adecuar tu tono de voz al espacio para no desencajar. 
  3. Habla a una velocidad adecuada. Procura hacer algunas pausas durante tu discurso para que el aforo pueda comprender y procesar lo que estás diciendo. Cuando lo necesites, haz énfasis en algunas frases para que tu equipo de trabajo preste atención a esos momentos, verás que la velocidad se convertirá en uno de los trucos psicológicos más persuasivos en presentaciones y reuniones.
  4. Busca inspiración. Por último, pero no menos importante, escucha algunas Ted Talks para potenciar tu liderazgo. Identifica la forma en la que los y las conferencistas hablan, hacen determinadas pausas y aumentan o disminuyen el volumen y el ritmo en su discurso. Si no te sale perfecto la primera vez, ¡recuerda que la práctica hace al maestro!

mujer hablando por videollamadaFuente: Pexels

4. Asiente con naturalidad

Hay una verdad irrefutable, y es que todos queremos ser escuchados cuando estamos hablando, así que aquí va uno de los trucos psicológicos ideales para esos momentos. Consiste básicamente en asentir con la cabeza cuando tu interlocutor tenga la palabra. Este gesto le hará saber a esa persona que estás prestando atención, que te interesa lo que estás diciendo, y estás de acuerdo con su punto de vista

¡Cuidado! Cuando asientas, no lo hagas de forma exagerada, lo que queremos es que se vea natural, así que hazlo levemente y con honestidad.

Esta expresión corporal funcionará a la perfección para crear un ambiente de confianza y comodidad, pero también, para buscar aprobación o pedir un favor en algún momento. Al asentir, estarás provocando un efecto espejo que hará que al mostrar afirmación o aprobación, la otra persona imite tu reacción o comportamiento.

5. Mantén el contacto visual

Definitivamente, este es uno de los trucos psicológicos que traerá grandes beneficios para ti. Entendemos que mantener contacto visual con tus colegas puede ser un poco incómodo si no tienes la costumbre de hacerlo, sin embargo, como todo en la vida, es cuestión de práctica. Aquí van algunos beneficios para que te animes a incluirlo en tu rutina:

  • Retiene la atención y demuestra  confianza en lo que estás diciendo. Si sientes que no puedes hacerlo, te recomendamos fijar tu atención en la zona media de los ojos del interlocutor; parecerá que le estás mirando a los ojos y sentirás menos presión al hacerlo.
  • Transmite credibilidad. Cuando evades la mirada puedes generar una impresión negativa en los demás, así que te recomendamos mantener el contacto visual siempre que estés hablando; transmitirás credibilidad y honestidad.
  • Muestra autoconfianza. No hay nada tan importante como creer en ti mismo, en tus habilidades y en tu convicción sobre lo que estás diciendo. Cuando muestras confianza en ti mismo y miras a los ojos a otros, comunicas seguridad y complicidad, en el mejor sentido, por supuesto. 

Como viste, y aunque a veces nos puede parecer algo irrelevante, mirar a los ojos a tu audiencia siempre será uno de los mejores trucos psicológicos para influir en las personas.

 

6. Revisa tus gestos

Vamos con uno de nuestros trucos psicológicos favoritos. La postura que adoptamos y los gestos corporales que manejamos son muy importantes en todo momento, así que no bajes la guardia y presta atención a las posturas que te vamos a contar. 

Existe una posición corporal conocida como ‘postura de neutralidad’; la puedes practicar estando de pie o en una silla, las variaciones son mínimas, pero en ambos casos debes mantener una posición erguida y mantener los brazos colgados. Es importante no tenerlos nunca en los bolsillos, podrías dar una impresión de estar escondiendo algo. Además, tus manos pueden ayudarte  a reforzar lo que estás explicando.

Podríamos dedicar horas contándote sobre las diferentes formas de acomodar las manos para transmitir diferentes ideas, pero vamos con algunas muy puntuales que podrás usar con frecuencia y que seguro se convertirán en los trucos psicológicos para convencer más efectivos a tu disposición: 

  • Si lo que buscas es transmitir empatía, confianza y transparencia, acomoda tus palmas hacia arriba. Puedes mantener esta posición durante algún momento particular de la conversación en donde sientas que necesitas hacerlo, y después, puedes mover nuevamente tus manos hacia otra posición.

hombre dando conferenciaFuente: Pexels

  • Para persuadir a alguien, acomoda tus palmas de forma lateral, mirando hacia ti. ¡Este se ha convertido en un must dentro de los trucos psicológicos para vender! Si lo que quieres mostrar es disposición en tu trabajo, separa levemente los dedos, pero si lo que quieres mostrar es seguridad, júntalos para reforzar lo que estás diciendo. 

Así como hay cosas positivas que puedes comunicar con las manos, te vamos a contar 3 cosas que definitivamente no recomendamos hacer:

  • No muevas excesivamente las manos.
  • No te toques el cabello mientras hablas.
  • No cruces tus brazos.

Estos gestos denotan inseguridad, amenaza y confusión. Si no sabes cómo mover tus manos y sientes que los ejercicios que te contamos no van contigo, puedes coger un bolígrafo o algún otro elemento con el que puedas jugar mientras hablas.

Puedes practicar estos ejercicios mirándote al espejo o grabándote con el celular, así observarás si la postura que manejas es natural o se ve forzada y podrás desarrollar y reforzar esos pequeños trucos psicológicos día a día.

7. Aprende enseñando

Aprender enseñando es, sin duda, uno de los trucos psicológicos para enamorar a tu equipo de trabajo más eficaces que puedes implementar. Si estás aprendiendo algo en este momento y crees que estás listo para compartirlo, habla con un amigo o amiga, explícale de qué va el tema y deja que te comparta sus dudas. Si notas que pudiste contarle todo con claridad, sin llegar a confusiones durante tu  experimento, estarás listo para compartirlo con tu equipo.

Estar en constante aprendizaje y enseñanza será algo que tus colegas apreciarán mucho, ya que verán tus esfuerzos como algo positivo, entenderán que te interesa que haya aprendizaje y motivación constante en el trabajo, y notarán que te interesa su crecimiento profesional. ¡Esta es una de las grandes diferencias entre ser un jefe y ser un líder! 

mujeres afro hablandoFuente: Pexels

Y si te apasiona este tema, te invitamos a conocer nuestros cursos de Liderazgo, aprenderás sobre herramientas, aptitudes y metodologías que te ayudarán a encontrar mecanismos para liderar y lograr tus objetivos. ¡Estudiar, sin duda es uno de los trucos psicológicos para convencer a alguien más efectivos que puedes implementar!

8. Habla bien de los demás 

Dar algunos elogios y hacer comentarios positivos sobre el trabajo de los demás te dará algunos puntos extra, pero cuidado, debes saber cuándo y cómo hacerlo, de lo contrario, puede convertirse en uno de los trucos psicológicos que va en tu contra y no a tu favor.

Antes de poner en práctica esta herramienta, encárgate de conocer los atributos que hacen del trabajo de cada persona, algo único; toma nota de los gustos de tus colegas e identifica la forma en la que cada uno se autopercibe. Después de alguna presentación o reunión, saca las cartas a tu favor y elogia a tu equipo por el trabajo que logró, y a cada uno por contribuir por el aporte que hace y por mostrar que los esfuerzos de cada persona son realmente importantes.

Si en algún momento, notas que alguien de tu equipo está ausente, será el momento perfecto para hablar bien de esa persona, esto te hará ver como alguien con sentido humano que realmente puede ser de confianza para los demás. 

 

Si tienes algún comentario negativo sobre alguien, te recomendamos buscar el momento adecuado para hablarlo. Puedes tener una reunión en privado y cuidar muy bien el tono de comunicación, de modo que no hagas sentir a la persona mal y desconfiada sino todo lo contrario, que vea en lo que dices una oportunidad de mejora. Te darás cuenta inmediatamente que este es uno de los trucos psicológicos para la vida, no solo para tu profesión.

Ahora, ¿hablar bien de los demás puede transformarse en algo negativo? Sí, cuando se transforma en adulación, es decir, cuando alabas a alguien de  forma exagerada . Además, toma en cuenta que halagar demasiado a una persona puede causar rechazo en tu equipo, ya que, contrario a lo que esperas, podrían pensar que lo que dices no es sincero.

Por último, identifica los perfiles de tu equipo de trabajo, ten una escucha activa y sé muy cuidadoso y selectivo al momento de los elogios.

9. Conviértete en un camaleón

Si quieres generar confianza en los demás, debes saber que este es uno de los trucos psicológicos más óptimos para lograrlo. Cuando compartimos tiempo con las personas podemos terminar imitando su lenguaje corporal, y aunque se lea un poco extraño, es algo que hacemos con más frecuencia de lo que creemos.


mujeres caminando y sonriendoFuente: Pexels

Al emular algunos gestos, podemos lograr “camuflarnos” con el entorno, haciendo que la o las personas con las que nos encontramos en el momento, puedan sentirse más cómodas y en confianza. Recuerda que estos gestos deben mostrarse con gran naturalidad, de lo contrario, harás que lo noten, generando el efecto contrario.

Esta técnica es importante porque al mezclarte con el entorno, tu equipo de trabajo puede asociarte como una persona amistosa, interesante, con disposición positiva y agradable. Si eres nuevo, guarda este como uno de los trucos psicológicos para socializar más óptimos y divertidos.

10. Conversa sobre un tema en común

La empatía siempre será un gran aliado para romper el hielo en una conversación y para transmitir confianza, así que, si te preguntas cómo mejorar el clima laboral, este truco será de gran ayuda. Revisa algunos temas que puedan ser interesantes para tu equipo de trabajo y ponlos sobre la mesa, a medida que vayas hablando y preguntando la opinión de los demás, verás cómo se produce un momento de distensión y diversión, aumentando la empatía y la confianza.

Con esto, no queremos que te compliques pensando en qué temas serán los que le gusten a cada persona de tu equipo. Puedes romper el hielo hablando de temas triviales o cotidianos como películas o música. El objetivo aquí es dar un paso hacia la confianza, no producir controversias de algún tipo. Cuando lo hagas, te darás cuenta de que este será uno de los trucos psicológicos que enamoran a un equipo.

Si prefieres evitar este tipo de temas, puedes hablar de tu campo laboral. Por ejemplo, recomendar cursos de liderazgo para empresas, herramientas, plataformas o compartir algunas tendencias en el mercado despertará el interés de tu equipo.

oficinistas dando los cincoFuente: Unsplash

Ahora que ya aprendiste diferentes trucos psicológicos, empieza a ponerlos en práctica y conviértelos en una herramienta para enamorar a tu equipo de trabajo. Será un proceso de muchos aprendizajes pero el resultado valdrá la pena.

¡No olvides agradecer! Bien sea que estés hablando con tus clientes, colegas o cualquier persona del trabajo, buscar mensajes de agradecimiento será útil para mostrar que lo que te dijeron es importante para ti.

Recuerda que la autoconfianza es un pilar imprescindible para proyectar seguridad hacia los demás. Así que pon toda tu actitud, liderazgo y empieza a influir positivamente en tu equipo.

 

También podría interesarte