📚 Estudiar y trabajar a la vez ¿es posible? [2022]
Estudiar y trabajar a la vez: ¿Cómo puede beneficiar a tu carrera?

Estudiar y trabajar a la vez: ¿Cómo puede beneficiar a tu carrera?

Última actualización 14 de Octubre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Flor Medina

¿Vale la pena estudiar y trabajar a la vez? ¡Claro que sí! Hoy en día, el mercado laboral es muy competitivo y solo las personas con una mayor preparación académica y profesional van a poder alcanzar los mejores puestos de trabajo.

Sabemos que estudiar y trabajar al mismo tiempo implica un desafío que no todas las personas se atreven a asumir. Sin embargo, la  verdad es que no es algo imposible de lograr y cada vez son más las personas que se animan a realizar ambas actividades a la par. 

Si estás considerando seriamente en estudiar mientras trabajas, entonces no puedes perderte el siguiente artículo, ya que te mencionaremos cuáles son las ventajas de estudiar y trabajar a la vez. 

1. Incrementar tu confianza

¿Alguna vez te pusiste nervioso en una entrevista de trabajo? ¿O te sientes inseguro cada vez que tienes que asumir la posición de líder? Si decides estudiar mientras trabajas, podrás desarrollar un sentimiento de autoconfianza que te ayudará a controlar la presión fácilmente. 

Es común que cuando recién hayas egresado de la universidad, puedas sentirte un poco desconfiado de tus capacidades o sientas que no tienes la experiencia suficiente para desempeñarte en un trabajo profesional. Sin embargo, si decides trabajar y estudiar a la vez, podrás tener más experiencia y ampliar tus conocimientos. 

Por otro lado, si eres una persona un poco tímida y con problemas para socializar, al estudiar y trabajar al mismo tiempo tendrás la oportunidad de salir de tu zona de confort y forzarte a interactuar con gente nueva. Con el tiempo, eso te ayudará a ser una persona con más confianza en sí misma y te sentirás más cómodo estando junto a otras personas. 

Si actualmente estás estudiando mientras trabajas, te recomendamos inscribirte a nuestro curso de Autoliderazgo para el crecimiento de equipos. ¡Lo mejor de todo es que es online! Así que no tendrás problemas para organizar tu horario. 

Incrementar tu confianzaFuente: Pexels

2. Mayor conocimiento práctico y teórico

Una realidad que en la actualidad se ve en las empresas, es que ahora se valora tanto el conocimiento práctico como el teórico. Es por eso que al estar trabajando y estudiando al mismo tiempo, puedes  tener la oportunidad de enriquecer tu aprendizaje conceptual y poner en práctica todo lo aprendido

A veces, al momento de estar estudiando, puede que algunas cosas te resulten difíciles de entender. Sin embargo, al tener la oportunidad de aplicar todo lo aprendido en situaciones reales, podrás darte cuenta que estudiar y trabajar es una buena alternativa para tu formación profesional. 

Por ejemplo, si estás estudiando un curso de introducción a las finanzas y, al mismo tiempo, estás trabajando en un emprendimiento propio, puedes aprovechar en aplicar todos esos nuevos conocimientos adquiridos en el contexto real y podrás aprender mucho más. ¡Ese es uno de los principales beneficios de trabajar y estudiar!

 

3. Mejorar tu empleabilidad

No cabe duda que si decides trabajar mientras estudias, puedes obtener grandes ventajas en lo que se refiere a tus capacidades y competencias. Muchas veces, en el trabajo puedes adquirir habilidades que no te enseñan en la universidad o en el instituto. 

Por otro lado, si te encuentras trabajando y optas por matricularte en cursos online o presenciales para expandir los conocimientos que ya posees, tendrás la oportunidad de desarrollar un perfil profesional mucho más atractivo para los reclutadores. Es por eso que el estudio y el trabajo siempre deben ir de la mano. 

Además, debes tener en cuenta que el mercado laboral cada vez es más competitivo. Los encargados de los procesos de selección están en la búsqueda de personal competente que pueda realizar aportes importantes a la empresa. Estudiar y trabajar mejora la empleabilidad de tu perfil y, así, destacarás fácilmente sobre la competencia. 

Mejorar tu empleabilidadFuente: Pexels

4. Aprender a administrar mejor tu tiempo

Podríamos decir que el problema de trabajar y estudiar a la vez, es que a veces resulta difícil hacer que el tiempo te alcance para cumplir con todos tus pendientes. Incluso, puede que te quedes sin tiempo para salir con tus amigos o realizar tus actividades favoritas. 

Sin embargo, viéndolo desde el lado positivo, al momento de planificar cómo estudiar y trabajar, podrás aprender a desarrollar tus habilidades de administración del tiempo. Además, te resultará más fácil saber cómo priorizar las tareas y adecuarlas en base a tus objetivos. 

Con el tiempo, serás una persona más organizada, aprenderás a planificar las cosas con anticipación y evitarás procrastinar. Todo esto gracias a que aprendiste cómo organizar tu tiempo para estudiar y trabajar eficientemente. Por otro lado, si deseas aprender diferentes técnicas de organización, puedes inscribirte al curso online de Manejo de Tiempo y Productividad

 

5. Obtendrás mejores referencias laborales

Para postular a cualquier trabajo, es importante tener experiencia laboral previa que esté relacionada al puesto en cuestión. No obstante, cuando recién te estás abriendo camino en el mundo laboral, conseguir referencias puede resultar complicado. Es por eso que se recomienda trabajar mientras estás estudiando. 

Recuerda que para demostrar que eres un profesional capacitado para un puesto de trabajo, debes tener un contacto que pueda certificar tus habilidades frente a los demás. Un beneficio de trabajar y estudiar a la vez, es que podrás relacionarte con personas que pertenezcan a tu misma área académica y ellos podrán validar tu buen desempeño. 

Asimismo, poco a poco, podrás construir una red de contactos sólida que te ayudará a guiar tu trayectoria profesional. Por ejemplo, puedes conocer a un cliente que trabaje en la empresa a la que siempre has querido entrar y, al ser una persona cercana, puede servirte como una referencia laboral. ¡Estudiar y trabajar al mismo tiempo te abrirán muchas puertas!

referencias laboralesFuente: Pexels

6. Aumentas las posibilidades de obtener un ascenso a corto plazo

Generalmente, para obtener un ascenso, el empleado tiene que haber trabajado por un tiempo considerable en la compañía en cuestión. Sin embargo, si haces uso de tu tiempo libre para estudiar mientras trabajas, podrás nutrirte de nuevos conocimientos que te ayuden a crecer dentro de la empresa en la que laboras. 

¡No te conformes con el cargo que ocupas actualmente! Una persona que se dedica a estudiar y trabajar al mismo tiempo demuestra que se preocupa bastante por su desarrollo profesional y que tiene expectativas muy altas. La empresa se dará cuenta que es un talento que no puede desperdiciar. 

Además, en el caso de que te encuentres recién empezando tu carrera profesional, los estudiantes que trabajan pueden adquirir más experiencia que los otros jóvenes de su edad. Así, tendrás la posibilidad de obtener un puesto de trabajo mucho mejor y escalar a niveles de ingresos superiores.

obtener un ascensoFuente: Canva

7. Aprenderás a administrar mejor tu dinero

Existen diferentes empresas para trabajar mientras estudias, sin embargo, además de tener que coordinar tus horarios, también es importante evaluar cómo vas a gestionar el dinero que ganes. 

Si actualmente estás trabajando y estudiando una carrera, al empezar a ganar tu propio dinero te darás cuenta que necesitas ser más cauto con tus gastos. Tienes que pensar bien cómo distribuyes tu dinero en la matrícula, los útiles escolares, las comidas, los pasajes y otro tipo de servicios. 

No obstante, estudiar y trabajar te da la oportunidad de acumular ahorros a largo plazo. Si deseas aprender cómo administrar correctamente tu dinero para que no tengas que pedir prestado, te recomendamos llevar nuestro curso online de Finanzas Personales.

administrar mejor tu dineroFuente: Pexels

8. Adquirirás habilidades blandas 

Raquel Roca, docente del curso online de Soft skills esenciales para el éxito profesional, explica que las habilidades blandas involucran dos aspectos importantes: cómo un individuo se relaciona con su entorno y cómo se relaciona consigo mismo. Es por eso que, actualmente, son muy solicitadas dentro de las empresas. 

Generalmente, los estudiantes empiezan a adquirir las habilidades blandas cuando se insertan dentro del mundo laboral. Sin embargo, al trabajar y estudiar a la vez, podrás estar expuesto a situaciones que te ayuden a adquirir este tipo de herramientas no técnicas y que no solamente son útiles para el trabajo, sino para cualquier aspecto de tu vida. 

Algunas de las habilidades blandas que puedes aprender al estudiar y trabajar al mismo tiempo son:

  • Comunicación asertiva
  • Capacidad de resolución de conflictos
  • Empatía
  • Trabajo en equipo
  • Pensamiento creativo
  • Capacidad de liderazgo
  • Inteligencia emocional, etc. 

 habilidades blandas Fuente: Canva

9. ¡Tendrás un currículum ganador!

¿Estudiar o trabajar? ¡Anímate a hacer ambas cosas! Así podrás obtener mucho más contenido de valor que puedes incluir dentro de tu currículum vitae y llamar la atención de las mejores empresas. 

Si deseas tener un currículum ganador, es importante que haya un balance entre los conocimientos prácticos y teóricos. No basta con saber los conceptos, sino también cómo aplicarlos dentro del mundo real. Es por este motivo que estudiar y trabajar te ayudará a convertirte en un gran profesional. 

En definitiva, estudiar mientras trabajas te servirá para darle más peso a tu currículum, sobre todo si estás llevando un curso especializado que esté relacionado al tipo de industria en la cual te estás desempeñando laboralmente. 

currículum ganadorFuente: Pexels

Extra: ¿Estudiar online o de forma presencial?

Ahora que ya conoces las ventajas de trabajar y estudiar a la vez, seguro te estarás preguntando cómo puedes empezar a organizar tus horarios para tener el tiempo suficiente para ambas actividades. Algo que puede ayudarte, es inscribirte a cursos online. 

A raíz de la pandemia, la educación a distancia se ha desarrollado enormemente y hoy en día puedes encontrar una oferta muy variada que puedes aprovechar para estudiar y trabajar al mismo tiempo. De acuerdo al portal Educaweb, las ventajas de estudiar online son: 

1. Facilita la formación de personas que no pueden acceder a estudios presenciales. 

2. Te permite cursar estudios desde cualquier lugar sin necesidad de movilizarte. 

3. Podrás ahorrar tiempo y dinero. 

4. Tendrás más libertad para organizar tus tiempos de estudio y trabajo. 

5. Puedes compaginar tus estudios con otras actividades u obligaciones. 

6. Existe una oferta formativa online muy variada, puedes encontrar cursos de: marketing digital, desarrollo web, diseño gráfico, administración, etc.  

7. Puedes adaptar los cursos online de acuerdo a tu ritmo de aprendizaje.

Las tecnologías de información y comunicación (TIC) han mejorado considerablemente, por lo que puedes encontrar diferentes estructuras y plataformas virtuales que permiten dar una educación online de calidad. 

Estudiar online Fuente: Pexels

Ahora ya sabes que no tienes que decidir entre el trabajo o el estudio, ya que ambas actividades pueden complementarse perfectamente y te ayudarán a desarrollar un perfil profesional envidiable que te abrirá muchas puertas.  

Hoy en día, estudiar y trabajar al mismo tiempo resulta mucho más fácil debido a que existen muchas plataformas que ofrecen cursos online asincrónicos para que puedas tener mayor flexibilidad al momento de armar tu horario. 

Recuerda que en Crehana ofrecemos un amplio catálogo de cursos online que son dictados por expertos profesionales reconocidos a nivel internacional. ¡Estamos seguros de que te ayudarán a mejorar tu perfil profesional!

¡Nos vemos en la siguiente nota! 

También podría interesarte