✒️ ¿Cómo hacer tinta china casera?
Aprende cómo hacer tinta china desde casa y prepárate para explotar tu talento

Aprende cómo hacer tinta china desde casa y prepárate para explotar tu talento

Última actualización 17 de Enero del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Fernando Machuca

¿Alguna vez te has preguntado cómo hacer tinta china? Aunque parezca la cosa más común y ordinaria, la tinta fue uno de los inventos pilares de la civilización y en la actualidad sigue teniendo un papel protagónico en nuestras vidas.

Los métodos para hacer tinta china han cambiado a través del tiempo y usualmente dependen de los materiales que tenían a la mano las sociedades que la hacían; es decir, de su entorno geográfico y temporal.

Como casi todas las tintas y pinturas que existen, la tinta china está compuesta de dos elementos, principalmente: pigmento y aglutinante. Las mejores tintas están creadas casi en su totalidad con el pigmento (en una proporción que va del 90% al 99% del total) de carbón fino puro, el resto es la resina que sirve de aglutinante.

En este artículo te explicaremos cómo hacer tinta china casera para tus dibujos, ilustraciones, caligrafía e incluso para tatuajes. Con nosotros podrás aprender qué se necesita para hacer tinta china de manera artesanal. También te daremos algo de contexto y te explicaremos un poco del origen y la historia de la tinta.

¿Cómo hacer tinta china tradicional?

El método tradicional chino para fabricar tinta consistía en moler en un mortero una mezcla de negro de carbón, una base aglutinante animal y carbón animal que luego se dejaba secar. 

Para usar esta mezcla seca se usaba un pincel húmedo para rehidratarla, o, como era más común, la tinta china se usaba a partir de barras —conocidas como inksticks— que debían ser talladas en una piedra y mezcladas con agua para poder usarse. Esto se debe a que la tinta china líquida, es decir, ya preparada, se seca rápidamente.

Las primeras barras de tinta de alta calidad estaban hechas de hollín de pino, que produce un tono negro oscuro y mate. Pero debido a la alta popularidad de este material, hubo una deforestación. Al no haber pinos, en el siglo XI se propuso en China que podían hacerse barras de tinta con hollín de petróleo.

Tiempo después se añadió trementina o aceite de tung a las mezclas para dar un acabado negro brillante a la tinta.

 

¿Cómo hacer tinta china en casa?

Como hemos visto, la tinta china es una de las tintas más usadas en ilustración, caligrafía, dibujo, cómics y tatuajes artesanales. Si te dedicas a alguna de estás áreas o tienes planeado incursionar en ellas, saber cómo hacer tinta china desde tu casa te facilitará mucho las cosas.

La popularidad de la tinta china se debe, por una parte, a su permanencia y, por otra, a que en la actualidad es relativamente sencillo hacer tinta china por cuenta propia y a partir de elementos que se pueden conseguir con mucha facilidad.

A continuación te enseñaremos cómo hacer tinta china de dos maneras distintas.

Tinta china básica

Aprender cómo hacer tinta china básica es muy sencillo, no requiere de muchas cosas y el procedimiento para prepararla es fácil. En este punto te compartiremos la lista de materiales que necesitas tener para hacer tinta china y te explicaremos de forma detallada su preparación.

Qué se necesita

  • Ceniza de carbón.
  • Vinagre blanco.
  • Agua destilada.
  • Un recipiente pequeño con tapa.
  • Un tazón pequeño.
  • Un pincel de cerdas duras.

Preparación

1. Deposita la ceniza de carbón en el tazón. Toma en cuenta que es muy probable que el tazón termine manchado, así que de preferencia usa uno viejo o cuya función sea solamente para hacer tu tinta china.

2. Si no tienes ceniza, junta un poco de los residuos que quedan después de haber prendido carbón. También puedes usar un cuchillo o un objeto con filo para raspar el carbón y conseguir un polvillo.

3. Añade el agua destilada al tazón con el polvillo. Hazlo poco a poco para evitar salpicaduras.

4. Con el pincel de cerdas gruesas bate los elementos hasta que se integre la mezcla y hayan desaparecido los grumos. Ten cuidado de no añadir agua en exceso. Agrega más ceniza de carbón si es necesario hasta alcanzar una fusión ideal de los elementos, ni muy acuosa ni muy sólida: el objetivo es alcanzar una textura sedosa.

5. Añade unas gotas de vinagre. La función del vinagre es estabilizar la tinta cuando se seque.

6. Sigue batiendo hasta que el vinagre se haya incorporado a la mezcla completamente.

7. Una vez lista la mezcla, ponla en el recipiente pequeño. ¡Listo! Así de fácil.

Ya sabes cómo hacer tinta china, uno de los materiales más antiguos de la historia.

tinta china en líquido

Fotografía: Jill Burrow (Pexels).

Tinta china aglutinante

El aglutinante es la sustancia que alberga al pigmento, lo que significa que el pigmento no se disuelve en el aglutinante, sino que queda suspendido dentro de él: es el medio en el que se encuentra el pigmento en una tinta.

Para llevar a cabo esta preparación de tinta china utilizaremos tres aglutinantes naturales distintos.

Qué se necesita

  • Goma arábiga.
  • Miel.
  • Yema de huevo.
  • Vinagre.
  • Sal.
  • Alcohol.
  • Carbón en polvo (o, en su defecto, una vela y una cuchara).

La goma arábiga es uno de los aglutinantes más utilizados en la creación de tintas y pinturas. Es una sustancia que se obtiene de algunos árboles, como la acacia y el enebro. Al hacer cortes en el tronco, estos árboles segregan la goma para cubrir las heridas. Puede encontrarse en estado líquido (lista para usar en la preparación de la tinta china) o sólido (en cuyo caso debe hidratarse o calentarse en baño maría hasta conseguir un líquido espeso).

Goma arábiga para tinta china

Fuente: Artística Córdoba

En caso de que no consigas este elemento, puedes prescindir de él, ya que estarás usando otros ingredientes que cumplen la misma función.

La miel y la yema de huevo también son aglutinantes naturales. De hecho todavía hoy la miel es utilizada por algunas marcas de acuarelas. Al usar estos aglutinantes en conjunto, obtendrás una tinta china más brillante. 

Preparación

1. En caso de que no tengas carbón en polvo, para obtener el pigmento de la tinta china puedes usar una cuchara y una vela. Pones la cuchara en contacto con la flama de la vela hasta que aparezca una pátina negra en el utensilio. 

2. Raspa el hollín de la cuchara y deposítalo en un recipiente. Repite el proceso las veces que sea necesario hasta obtener la cantidad deseable de pigmento.

3. Agrégale la goma arábiga al recipiente con el hollín y mueve hasta que se integren los elementos. Para que se disuelvan mejor las partículas de carbón puedes añadir una cucharadita de alcohol etílico. Esto también permitirá que la tinta china sea más manejable.

4. Pon la yema de huevo, la miel, un poco de vinagre y una pizca de sal. Integra los ingredientes hasta que consigas una pasta espesa.

5. Esa pasta será la base de tu tinta china aglutinante. Cada vez que quieras usarla, agrega agua destilada hasta que alcance la fluidez necesaria para poder escribir o ilustrar con ella.

Ilustración con tinta china en escritorio

Fuente: Pixabay.

Recomendaciones

Recuerda que debes tapar la tinta china cuando no la estés usando para evitar que se seque. Si es posible, consigue un recipiente de cerámica en lugar de uno de vidrio. También ten en mente que la vida de tu tinta será más larga si está en un recipiente negro.

Mantén tu frasco de tinta china alejado de la luz del sol y el calor. Guárdalo en un lugar fresco y a la sombra para evitar que la tinta se evapore. 

Además, recuerda que debes agitar el frasco antes de usar la tinta para que los elementos se mezclen adecuadamente, pues pueden tender a separarse tras un periodo prolongado de reposo. Si notas que la mezcla de tinta china se ha puesto muy densa, añade un poco de agua destilada y revuelve hasta alcanzar la consistencia adecuada.

Por último, recuerda poner en práctica algunas técnicas de creatividad al momento de pintar con tinta china, de esa manera podrás hacer que tus trabajos se destaquen frente a los demás.

Ma Yuan, olas en tinta china

Ma Yuan, Estudio sobre las propiedades del agua. Tinta china (Museo de Beijing).

¿Cómo se hace la tinta china de las inkstinks?

Ya te habíamos mencionado que las inkstinks son unas barras de tinta china que se tallan sobre una superficie de piedra y se mezclan con agua para preparar la tinta con la que se va a pintar. Las barras de tinta china se hacen a mano, y son una de las formas tradicionales de comercialización de la tinta china.

Pero ¿cómo se hacen las inkstinks? Este tipo de barras, según Art News, se suelen realizar en China, Taiwán y Japón, sin embargo, para que puedas satisfacer tu curiosidad, te contaremos cuál es el proceso mediante el cual se elaboran las barras de tinta china.

Estos son los pasos para hacer tinta china en barras:

1. El primer paso es quemar pedazos de pino para obtener el hollín, ya que se trata de la base de la tinta china.

2. Lo siguiente es amasar la mezcla de hollín con agua y algún aglutinante como las claras de huevo o la piel del pescado. Saber cómo hacer tinta china de esta forma es muy complicado, y los maestros que se dedican a fabricar este tipo de productos son muy celosos con sus recetas.

3. Después que todos los ingredientes de la tinta china se mezclaron, se empiezan a hacer las barras en unos moldes en los que la mezcla se compacta a presión. Si no se sabe cómo hacer tinta china, lo más probable es que en este paso las barras terminen agrietadas.

4. Por último, la barra de tinta china se deja secar por varios meses, hasta que está dura como una piedra. En este punto es cuando se pule la barra y se realizan las decoraciones tradicionales de quien las fabrica.

Hacer las barras de tinta china es todo un arte, y muy pocas personas llegan a poseer los conocimientos y dominar las técnicas que se necesitan para fabricarlas. Se trata de un arte milenario que sigue asombrando a muchas personas a lo largo del mundo.

Barras de tinta china ink stinks

Fuente: Art News

¿En qué formatos se pinta con tinta china?

La tinta china es uno de los materiales más utilizados en la historia de la pintura del este de Asia y, como pudiste ver antes, tiene miles de años utilizándose. Los ingredientes de la tinta china son muy básicos, y prácticamente cualquier persona puede aprender cómo hacer tinta china.

La versatilidad de este material ha permitido que se realicen pinturas en una serie de plataformas muy diversas. En este punto te comentaremos sobre qué plataformas se suele utilizar la tinta china, de manera que puedas entender todas las posibilidades que tienes para pintar.

 

Pintura mural

Según el libro Chinese ink painting: techniques in shades of black, la tinta china se ha utilizado desde la antigüedad para pintar murales, de hecho, están reseñadas como uno de los primeros estilos de pintura tradicional china.

De este tipo de pinturas con tinta china han sobrevivido pocas evidencias arqueológicas, sin embargo, el libro de Jean Long reseña que existen algunos ejemplos de murales hechos con tinta china, como las pinturas budistas en la cueva de Tung-huang.

Si te interesa aprender cómo hacer tinta china porque quieres experimentar con este tipo de material, podrías pensar en hacer algunos murales decorativos y ver qué tal te va con ellos.

Pantallas chinas de papel

Las pantallas de papel son uno de los elementos más icónicos de la cultura china, es probable que en las películas hayas visto que se utilizan para dividir los espacios de las casas. Bueno, estas pantallas de papel se han utilizado tradicionalmente para pintar con tinta china.

Aunque tal vez no tengas necesidad de pintar sobre este tipo de plataforma, sí que podrías usarlo como referencia del uso de la tinta china con fines decorativos. Ya sabes que podrías hacer tinta china para decorar los espacios de tu casa.

Hand scrolls o pergaminos

Otro tipo de plataforma en la que se solía utilizar la tinta china de forma tradicional fueron los hand scrolls o pergaminos, en los que los artistas hacían una pintura que regularmente se acompaña de algunas inscripciones.

Este tipo de pinturas hechas con tinta china son muy representativas del país asiático, y también las podemos ver en películas históricas sobre China.

Si bien este estilo dejó de utilizarse hace mucho tiempo, podrías inspirarte en ese estilo al momento de pensar cómo usar la tinta china para hacer tus ilustraciones. En la actualidad, según nuestra profesora Caribay Benavides, puedes utilizar la tinta china sobre papel para técnicas húmedas. De hecho, nos recomienda utilizar Papel Bristol o Papel Registro Exacto para llevar a cabo nuestras ilustraciones con tinta china.

Papel con tinta china

Fuente: Unsplash

 

Origen de la tinta china

La tinta china es una tintura negra simple (aunque en la actualidad ya existe también tinta china de colores). Fue usada ampliamente para la escritura y en medios de impresión, pero ahora su uso está relacionado más con el dibujo, las técnicas de ilustración tradicional y los tatuajes.

El color negro tradicional de la tinta china se debe al carbón a partir del cual es producida comúnmente. 

La tinta china es el polvo que se produce tras la combustión de materiales resinosos (por lo general maderas) disuelto en agua. A ese polvo u hollín se le conoce como negro de humo.

Caribay Benavides, profesora del curso online de Ilustración tradicional: Exprésate a través del color, nos comenta algunos puntos de interés sobre la tinta china:

La tinta china es un material milenario, tuvo que ver mucho en el desarrollo de la escritura y, por lo tanto, del arte. Su composición ha variado a lo largo de los años y ha evolucionado para hacerla más duradera, menos costosa y más accesible a todos nosotros. 

Una de las particularidades de la tinta china que hay que tener en cuenta es que es indeleble, es decir, una vez que se seca en el papel, no se levanta con agua. Esta particularidad la hace confiable e intimidante al mismo tiempo”.

Piedra y plumillas para tinta china

Fuente: Pixabay.

Intenta imaginar el desarrollo de la cultura sin ese inmenso repertorio de material gráfico del que tenemos testimonio gracias a la tinta que quedó impresa en papel, papiro, pergamino, piel, piedra y huesos. Así es, el registro más antiguo que se tiene de la tinta china se encuentra en los llamados huesos oraculares, que es sólo uno de los muchos tipos de técnica y usos de la tinta china. 

La tinta ha acompañado a la humanidad durante gran parte de su historia, y en gran medida es a ella a quien se le debe que esa historia haya podido ser contada. 

De manera paralela, varias culturas antiguas a lo ancho del orbe aprendieron cómo hacer tinta de distintas maneras. Es más, aprendieron a hacer distintas tintas con el propósito de escribir o dibujar. Es por eso que se conocen no sólo diferentes tipos de tintas sino varias fórmulas para saber cómo hacer tinta.

El registro más antiguo que se conoce de una civilización que haya utilizado la tinta nos remite a la cultura china. Algunos historiadores sugieren que el proceso de creación de tinta china ya era conocido en la China del neolítico (hacia la mitad del tercer milenio antes de Cristo), pero otros datan el origen de la creación de tinta apenas hace tres milenios.

En la cultura anglosajona a la tinta china se le conoce como tinta india. Esta ambigüedad se debe, sin embargo, a que los ingleses conocieron esta tinta recién en el siglo XVI a través del comercio con la India. 

tinta china en cuenco con pincel

Fotografía: Stocksnap.

Libros para aprender más sobre el uso de la tinta china

Ya aprendiste cómo hacer tinta china casera, así que ahora solo te falta empezar a pintar y realizar tus primeros diseños. Pero para dominar la técnica de la tinta china te hace falta conocer sobre los estilos, los materiales que necesitarás y, sobre todo, te hará falta inspiración para lograrlo.

Pensando en ello, en este punto te compartiremos un par de libros que te servirán de referencia y te ayudarán para aprender mucho más sobre la tinta china. Recuerda que también puedes explorar nuestros cursos de dibujo y pintura, en los que te explicaremos de forma detallada cómo utilizar la tinta china, entre otras cosas.

Art of chinese brush painting: ink, paper, inspiration

Este libro es ideal para aprender a pintar con tinta china, ya que su autor nos explica algunas técnicas de trazado con el pincel y nos deja las instrucciones de un par de diseños tradicionales.

Puedes utilizar el contenido de este libro para aprender a hacer caligrafía o pintar bambúes, orquídeas y animales con tinta china. Solo le falta una explicación sobre cómo hacer tinta china casera para estar completo, pero estamos seguros que podrás aprovecharlo al máximo.

Chinese ink painting: techniques in shades of black

Ya te habíamos mencionado este libro antes, así que es probable que antes de llegar a este punto ya lo hayas buscado. Jean Long, su autor, incluyó una lista de consejos muy útiles para quienes además de estar interesados en aprender cómo hacer tinta china casera, quieren explorar sus habilidades creativas con este estilo de pintura.

De igual manera, incluye instrucciones que puedes usar para pintar aves, insectos o plantas con tinta china.

Persona pintando con tinta china

Fuente: Unsplash

Ahora que ya sabes cómo hacer tinta china en casa, ya no tienes pretexto para empezar a practicar. Podrías intentarlo con algunas plantillas de dibujos para pintar en acuarela para ver qué tal te quedan.

La tinta china forma parte de la historia del arte, y continúa siendo un material perfecto para hacer ilustraciones y cierto tipo de pinturas.

Esperamos que nuestro artículo sobre cómo se hace la tinta china te haya ayudado a desarrollar tu interés por este tipo de material, y que puedas empezar a desarrollar tus dotes artísticas.

¡Hasta pronto!

También podría interesarte