✒️ ¿Cómo hacer tinta china sin salir de casa? | Crehana para empresas
Aprende cómo hacer tinta china desde casa

Aprende cómo hacer tinta china desde casa

Última actualización 13 de Marzo del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Herson Barona

¿Alguna vez te has preguntado cómo hacer tinta china? Aunque nos parezca la cosa más común y ordinaria, la tinta fue uno de los inventos pilares de la civilización y hoy todavía sigue teniendo un papel protagónico en nuestras vidas. 

En este artículo te explicaremos cómo hacer tinta china casera para tus dibujos, ilustraciones, caligrafía e incluso para tatuajes.

Pero antes de saber qué se necesita para hacer tinta china de manera artesanal, para entrar en contexto veremos un poco del origen y la historia de la tinta,

💡 Si ya eres un iniciado en el tema y quieres saltarte esta parte, puedes ir directamente a la parte práctica, en el punto 3 de este artículo, para aprender a hacer tinta china. 

 

Índice

  1. Qué es la tinta china
  2. Origen de la tinta china
  3. Cómo hacer tinta china
  4. Cómo hacer tinta china en casa

 

Qué es la tinta china

La tinta china es una tintura negra simple (aunque en la actualidad ya existe también tinta china de colores). Fue usada ampliamente para la escritura y en medios de impresión, pero ahora su uso está relacionado más con el dibujo, las técnicas de ilustración tradicional y los tatuajes. 

El color negro tradicional de la tinta china se debe al carbón a partir del cual es producida comúnmente. 

La tinta china es el polvo que se produce tras la combustión de materiales resinosos (por lo general maderas) disuelto en agua. A ese polvo u hollín se le conoce como negro de humo

piedra-y-plumillas-tinta-china

Fuente: Pixabay.

 

Origen de la tinta china

Intenta imaginar el desarrollo de la cultura sin ese inmenso repertorio de material gráfico del que tenemos testimonio gracias a la tinta que quedó impresa en papel, papiro, pergamino, piel, piedra y huesos. Así es, el registro más antiguo que se tiene de la tinta china se encuentra en los llamados huesos oraculares, que es sólo uno de los muchos tipos de técnica y usos de la tinta china

Hueso oracular hallado en la ciudad china de Lyushun. Fotografía: baidu.com.

 

La tinta ha acompañado a la humanidad durante gran parte de su historia, y en gran medida es a ella a quien se le debe que esa historia haya podido ser contada. 

De manera paralela, varias culturas antiguas a lo ancho del orbe aprendieron cómo hacer tinta de distintas maneras. Es más, aprendieron a hacer distintas tintas con el propósito de escribir o dibujar. Es por eso que se conocen no sólo diferentes tipos de tintas sino varias fórmulas para saber cómo hacer tinta.

El registro más antiguo que se conoce de una civilización que haya utilizado la tinta nos remite a la cultura china. Algunos historiadores sugieren que el proceso de creación de tinta china ya era conocido en la China del neolítico (hacia la mitad del tercer milenio antes de Cristo), pero otros datan el origen de la creación de tinta apenas hace tres milenios.

En la cultura anglosajona a la tinta china se le conoce como tinta india. Esta ambigüedad se debe, sin embargo, a que los ingleses conocieron esta tinta recién en el siglo XVI a través del comercio con la India. 

 

 

 

Cómo hacer tinta china

Existen muy diversas formas para hacer tinta china. Los métodos para hacer tinta china han cambiado a través del tiempo y usualmente dependían de los materiales que tenían a la mano las sociedades que la hacían; es decir, de su entorno geográfico y temporal.

Como casi todas las tintas y pinturas que existen, la tinta china está compuesta de dos elementos, principalmente: pigmento y aglutinante. Las mejores tintas están creadas casi en su totalidad con el pigmento (en una proporción que va del 90% al 99% del total) de carbón fino puro, el resto es la resina que sirve de aglutinante.

tinta china en cuenco con pincel

Fotografía: Stocksnap.

 

 

Cómo hacer tinta china tradicional

El método tradicional chino para fabricar tinta consistía en moler en un mortero una mezcla de negro de carbón, una base aglutinante animal y carbón animal que luego se dejaba secar. 

Para usar esta mezcla seca se usaba un pincel húmedo para rehidratarla, o, como era más común, la tinta china se usaba a partir de barras —conocidas como inksticks— que debían ser talladas en una piedra y mezcladas con agua para poder usarse. Esto se debe a que la tinta china líquida, es decir, ya preparada, se seca rápidamente.

Las primeras barras de tinta de alta calidad estaban hechas de hollín de pino, que produce un tono negro oscuro y mate. Pero debido a la alta popularidad de este material, hubo una deforestación. Al no haber pinos, en el siglo XI se propuso en China que podían hacerse barras de tinta con hollín de petróleo.

Tiempo después se añadió trementina o aceite de tung a las mezclas para dar un acabado negro brillante a la tinta.

 

 

Cómo hacer tinta china en casa

Como hemos visto, la tinta china es una de las tintas más usadas en ilustración, caligrafía, dibujo, cómics y tatuajes artesanales. Si te dedicas a alguna de estás áreas o tienes planeado incursionar en ellas, saber cómo hacer tinta china desde tu casa te facilitará mucho las cosas.

La popularidad de la tinta china se debe, por una parte, a su permanencia y, por otra, a que en la actualidad es relativamente sencillo hacer tinta china tú mismo a partir de elementos que puedes tener a la mano.

A continuación te enseñaremos cómo hacer tinta china de dos maneras distintas.

 

¿Quieres hacer tinta china para aprender caligrafía? Aquí están los tips que necesitas para iniciarte en el arte caligráfico.

 

Tinta china básica

Qué se necesita

  • Ceniza de carbón
  • Vinagre blanco
  • Agua destilada
  • Un recipiente pequeño con tapa
  • Un tazón pequeño
  • Un pincel de cerdas duras

 

Preparación

1. Deposita la ceniza de carbón en el tazón. Toma en cuenta que es muy probable que el tazón termine manchado, así que de preferencia usa uno viejo o cuya función sea solamente para hacer tu tinta china.

2. Si no tienes ceniza, junta un poco de los residuos que quedan después de haber prendido carbón. También puedes usar un cuchillo o un objeto con filo para raspar el carbón y conseguir un polvillo.

3. Añade el agua destilada al tazón con el polvillo. Hazlo poco a poco para evitar salpicaduras.

4. Con el pincel de cerdas gruesas bate los elementos hasta que se integre la mezcla y hayan desaparecido los grumos. Ten cuidado de no añadir agua en exceso. Agrega más ceniza de carbón si es necesario hasta alcanzar una fusión ideal de los elementos, ni muy acuosa ni muy sólida: el objetivo es alcanzar una textura sedosa.

5. Añade unas gotas de vinagre. La función del vinagre es estabilizar la tinta cuando se seque.

6. Sigue batiendo hasta que el vinagre se haya incorporado a la mezcla completamente.

7. Una vez lista la mezcla, ponla en el recipiente pequeño. ¡Listo! Así de fácil.

Ya sabes cómo hacer tinta china, uno de los materiales más antiguos de la historia.

tinta china en líquido

Fotografía: Jill Burrow (Pexels).

 

Tinta china aglutinante

El aglutinante es la sustancia que alberga al pigmento, lo cual significa que el pigmento no se disuelve en el aglutinante, sino que queda suspendido dentro de él: es el medio en el que el se encuentra el pigmento en una tinta.

Para llevar a cabo esta preparación de tinta china utilizaremos tres aglutinantes naturales distintos.

 

Qué se necesita

  • Goma arábiga
  • Miel
  • Yema de huevo
  • Vinagre
  • Sal
  • Alcohol
  • Carbón en polvo (o, en su defecto, una vela y una cuchara)


La goma arábiga es uno de los aglutinantes más utilizados en la creación de tintas y pinturas. Es una sustancia que se obtiene de algunos árboles, como la acacia y el enebro. Al hacer cortes en el tronco, estos árboles segregan la goma para cubrir las heridas. Puede encontrarse en estado líquido (lista para usar en la preparación de la tinta china) o sólido (en cuyo caso debe hidratarse o calentarse en baño María hasta conseguir un líquido espeso).

Goma arábica en una acacia en El-Nahud, Sudán. Fotografía: Mohamed Nureldin Abdallah (Reuters).

 

👁️  En caso de que no consigas este elemento, puedes prescindir de él, ya que estarás usando otros ingredientes que cumplen la misma función.

La miel y la yema de huevo también son aglutinantes naturales. De hecho todavía hoy la miel es utilizada por algunas marcas de acuarelas. Al usar estos aglutinantes en conjunto, obtendrás una tinta china más brillante. 

 

Preparación

1. En caso de que no tengas carbón en polvo, para obtener el pigmento de la tinta china puedes usar una cuchara y una vela. Pones la cuchara en contacto con la flama de la vela hasta que aparezca una pátina negra en el utensilio. 

2. Raspa el hollín de la cuchara y deposítalo en un recipiente. Repite el proceso las veces que sea necesario hasta obtener la cantidad deseable de pigmento.

3. Agrégale la goma arábiga al recipiente con el hollín y mueve hasta que se integren los elementos. Para que se disuelvan mejor las partículas de carbón puedes añadir una cucharadita de alcohol etílico. Esto también permitirá que la tinta china sea más manejable.

4. Pon la yema de huevo, la miel, un poco de vinagre y una pizca de sal. Integra los ingredientes hasta que consigas una pasta espesa.

5. Esa pasta será la base de tu tinta china aglutinante. Cada vez que quieras usarla, agrega agua destilada hasta que alcance la fluidez necesaria para poder escribir o ilustrar con ella.

Ilustración con tinta china en escritorio

Fuente: Pixabay.

 

Recomendaciones

Recuerda que debes tapar la tinta china cuando no la estés usando para evitar que se seque. Si es posible, consigue un recipiente de cerámica en lugar de uno de vidrio. También ten en mente que la vida de tu tinta será más larga si está en un recipiente negro.

Mantén tu frasco de tinta china alejado de la luz del sol y el calor. Guárdalo en un lugar fresco y a la sombra para evitar que la tinta se evapore. 

Además, recuerda que debes agitar el frasco antes de usar la tinta para que los elementos se mezclen adecuadamente, pues pueden tender a separarse tras un periodo prolongado de reposo. Si notas que la mezcla de tinta china se ha puesto muy densa, añade un poco de agua destilada y revuelve hasta alcanzar la consistencia adecuada.

 

Ma Yuan, olas en tinta china

Ma Yuan, Estudio sobre las propiedades del agua. Tinta china (Museo de Beijing). 

 

Ahora que ya sabes cómo hacer tinta china en casa, ya no tienes pretexto para empezar a practicar. Este curso de ilustración tradicional a cargo de Caribay M. Benavides tiene un módulo completo sobre tinta china que incluye ejercicios y consejos para que pongas manos a la obra, seguro te será de muchísima utilidad en estos momentos.




 

 

También podría interesarte