¿Qué es y para qué se usa el pensamiento crítico?

Marketing Digital 02 de Setiembre del 2019

user

Jessica Rodríguez

¿Qué es y para qué se usa el pensamiento crítico? ¿Qué es y para qué se usa el pensamiento crítico?

El pensamiento crítico es la habilidad de pensar de manera clara y racional, entendiendo la conexión lógica entre las ideas. 

Este tipo de pensamiento ha sido objeto de muchas disquisiciones filosóficas, incluso a partir de los antiguos griegos como Sócrates y Platón. Por supuesto, esta discusión ha continuado hasta la modernidad, en donde se ha puesto en cuestión, por ejemplo, la habilidad de determinar si un sitio web al que acudimos tiene o no información relevante. Otro ejemplo es cuando damos una opinión acerca de un acontecimiento de interés común de la manera más objetiva posible sin dejarnos llevar por ideologías o juicios previos.

Lo que caracteriza al pensamiento crítico es precisamente la habilidad de comprometernos con el pensamiento independiente y reflexivo. Para ejercer este tipo de pensamiento es necesario llevar a cabo cierta actividad, es decir, tienes que aprender de manera activa y no solo ser un recipiente pasivo de información.

La actitud de una persona que ejerce el pensamiento crítico es cuestionar cualquier idea que se dé por sentada, en lugar de aceptarla de una vez y para siempre. Quienes ejercen esta clase de pensamiento se preguntarán una y otra vez si las ideas, argumentos o hallazgos reflejan todo el panorama y están abiertos a darse cuenta de que probablemente esto no ocurre.

 

 

¿Por qué es importante pensar de manera crítica?

No hace falta buscar demasiado para darnos cuenta de que tenemos distintos tipos de pensamiento. Esto depende, por ejemplo, de si estamos haciendo una reflexión respecto a algo que nos pasó o si estamos contemplando una obra de arte e incluso tratando de recordar un teléfono.

Aunque ahora no nos detendremos a enumerar cuáles son las características especiales de cada tipo de pensamiento. Si es importante mencionar que el pensamiento crítico nos ayuda a nuestra labor diaria para detenernos a mirar las cosas “fríamente” esto no significa que dejaremos de lado otro tipo de pensamientos como el creativo solo significa que sabemos cuáles son sus beneficios y queremos ejercitarnos en ellos porque lo consideramos relevante: Los seres humanos reaccionamos naturalmente de manera pasional, por lo que detenernos un momento y analizar lo que está ocurriendo puede ser de gran ayuda.

El pensamiento crítico puede ayudarnos a tener una comunicación mucho más efectiva y frontal con nuestro equipo de trabajo, también puede darnos buenas herramientas para establecer prioridades, de modo que podamos usar mejor nuestro tiempo.

Aprende a comunicarte de manera efectiva

¿Qué puede hacer alguien con habilidades críticas de pensamiento?

– Entender las conexiones entre ideas

– Jerarquizar la información que se tiene entre más y menos relevante

– Podrán llevar a cabo una argumentación con base en el ordenamiento de ideas

– Identificarán errores e inconsistencias en su razonamiento

– Podrán dar una justificación a sus creencias y valores

Ejercita el pensamiento crítico

Es momento de hacer un pequeño ejercicio. Piensa en algo que hayas hablado recientemente con alguien, preferentemente una situación que te haya causado molestia o desazón:

¿Quién lo dijo?

¿Alguien que conoces? ¿Alguien que tiene una posición de poder o autoridad? ¿Es importante fijarte en quién lo dijo?

 

¿Qué fue lo que dijo?

¿Hablo de hechos o concretos o solamente dio una opinión? ¿Se refirió a una situación completa o solo mostró lo acontecido de forma parcial? ¿Dejó algo importante fuera?

 

¿Dónde lo dijo?

¿Lo dijo en público o en privado? ¿Otras personas presentes pudieron dar una visión diferente de lo que se dijo?

 

¿Cuándo lo dijo?

¿Fue antes, durante o después de un acontecimiento importante? ¿es importante considerar el momento?

 

¿Por qué lo dijo? 

¿Explicó el razonamiento detrás de su opinión? ¿Estaba tratando de hacer quedar bien o mal a alguien?

 

¿Cómo lo dijo?

¿Lo dijo triste, feliz, enojado o indiferente? ¿Lo escribió o lo dijo? ¿Pudiste entender con claridad lo que dijo?

 

Este pequeño, pero efectivo ejercicio sin duda puede ayudarte a aclarar una situación que puede solamente estar en tu pensamiento. Intenta incorporarlo con mayor frecuencia y verás un avance en cómo tomas las situaciones cotidianas.

 

Recomendados para ti