Wellness en tu vida ¡Conoce la guía definitiva para el cuidado de la piel!

Wellness en tu vida ¡Conoce la guía definitiva para el cuidado de la piel!

Última actualización 14 de Abril del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

María Luisa Arriola

El cuidado de la piel, aunque es de suma importancia, muchas veces debe enfrentarse a pretextos como “no tengo tiempo”, “no es necesario” o “no lo necesito”.

Los estragos en la piel, el órgano más grande del cuerpo, se comienzan a ver a medida que envejecemos. Es por ello que, preocupados por tu salud, te presentamos esta guía para el cuidado de la piel con algunos consejos simples para tener una piel espectacular.

¿Quieres conocer más?  ¡Acompáñanos!

¿Por qué me debo preocupar por el cuidado de la piel?

El tema del cuidado de la piel puede ser tendencia hoy en día, pero el hecho de darle un poco de amor a tu piel tiene beneficios tanto cosméticos como de salud y, por supuesto, de autoestima.

Por ejemplo, aunque no puedes detener el paso del tiempo, con una rutina diaria de cuidado de la piel, puedes reducir la apariencia de líneas de expresión, arrugas, manchas oscuras y daño solar.

También puedes manejar con bastante eficacia algunos problemas menores de la piel, como la resequedad o la grasa.

Guía para el cuidado de la piel

Fuente: Pexels

Para aquellos con afecciones cutáneas específicas como psoriasis, eczema, rosácea y acné, entre otras, el cuidado de la piel no siempre es opcional y requiere un poco más de atención.

Por lo general, tratar una afección cutánea significa que debes emplear una rutina de cuidado de la piel específica, ya que esa condición puede hacer que la piel sea más sensible a los ingredientes y productos en general. En este caso, un dermatólogo o dermatóloga será la persona indicada para recetarte una rutina ideal para el cuidado de tu piel.

De igual forma, muchas personas encuentran beneficios para su salud mental y autoestima al cuidar de su piel. Tener una rutina de la piel puede ayudarte a desarrollar hábitos saludables y lograr equilibrio entre tu cuerpo y mente. 

Ahora que ya conoces las razones para tener una rutina del cuidado de la piel, pasaremos al primer paso para implementar esta guía para el cuidado de la piel: averiguar qué tipo de piel tengo

Te diremos las características de los tipos de piel y te pondremos algunos test para que no exista error. 

Quédate para que conozcas de qué va 😉.

 

¡Descarga GRATIS la guía para el cuidado de la piel en PDF!

cuidado-de-la-piel-casa

Conoce tu tipo de piel

Al referirnos al cuidado de la piel, lo primero que debemos tener presente es el tipo de piel que tenemos. Pero ¿de qué forma lo identificamos?

Pues bien, a continuación, te daremos a conocer las características de los diversos tipos de piel que se conocen en dermatología:

  • Normal
  • Grasa
  • Seca
  • Mixta
  • Sensible

Características del tipo de piel normal

La principal característica del tipo de piel normal es que no presenta muchos brotes o erupciones, es decir, las tan conocidas imperfecciones.

Asimismo, la piel no tiende a reaccionar negativamente a nuevos productos, cambios de temperatura o condiciones climáticas adversas.

Por otro lado, si tienes el tipo de piel normal no sentirás la necesidad de humectarla constantemente o quitarte la grasa natural de la cara durante todo el día.

En cuanto al tacto, la piel es firme y genera un mínimo de líneas finas y arrugas por lo que es considerada como la piel más equilibrada en el mundo dermatológico, aunque con el paso de los años se tiende a resecar.

Guía para el cuidado de la piel - Piel Normal

Fuente: Momiji Beauty

Características de la piel grasa

Generalmente, este tipo de piel grasa se ve con descontento por parte de quienes la tienen. Sin embargo, desde el sentido dermatológico, la piel grasa es positiva porque siempre permanece humectada con el sebo.

Si bien puede que no te guste la palabra sebo, este, brinda grandes beneficios a tu dermis. El principal es que tu piel tiende a envejecer de manera menos prematura que con el resto de los otros tipos de piel.

Asimismo, la característica particular del tipo de piel grasa es el brillo en todo el rostro, pero ¡atención aquí! Que te brillen ciertas partes de la cara no significa necesariamente que tu tipo de piel sea grasa. Esto lo veremos más adelante.

Guía para el cuidado de la piel - Piel Grasa

Foto: Getty Images

Características de la piel seca

Con relación al tipo de piel seca hay que tener en cuenta dos nociones: la resequedad y la deshidratación

Aunque estas características son distintas, tienen consecuencias muy parecidas.

Resequedad: Es ocasionada por la falta de aceite en la piel y algunos síntomas visibles son descamación, sensibilidad, picazón y grietas. La piel seca puede ser causada por el estilo de vida y factores ambientales, o como consecuencia de una afección tratada.

Deshidratación: Representa la falta de humedad en la piel, por la cual puede sentirse una sensación acartonada o muy parecida al papel. Para comprobar la deshidratación en la piel basta dar un pequeño pellizco y ver si en el área que estamos presionando hay grietas.

 

Guía para el cuidado de la piel - Piel Seca

Foto: Yo amo los zapatos

Características de la piel mixta

Este tipo de piel, por curioso que parezca, es la más fácil de detectar ya que, si no logras identificar tu tipo de piel, es posiblemente porque tengas piel mixta. 

El tipo de piel mixta se define generalmente por una zona T grasa, como te mostramos en la siguiente imagen, y la piel seca o normal en el resto de la cara.

Guía para el cuidado de la piel - Piel Mixta - Zona T

Fuente: Con Salud

Características de la piel sensible

Una de las principales características del tipo de piel sensible es que la piel se enrojece muy fácil, es decir, si tienes este tipo de piel en cualquier momento puede salirte una marquita roja, incluso por el sólo hecho de tocarte la cara. Quizás estamos exagerando un poco, pero sí hay casos en donde eso ocurre.

La piel sensible se puede manifestar por factores genéticos, algún tipo de alergia o incluso por cuestiones ambientales que van desde el cambio de temperatura o incluso el ambiente que se gesta en ciertas regiones.

La irritación es un sinónimo de piel sensible, así como el ardor al usar productos para el cuidado de la piel y se muestra una apariencia escamosa.

La piel sensible obliga a que el cuidado de la piel se vuelva una necesidad y no una opción.

Si es que con lo anterior te queda duda sobre qué tipo de piel tienes, te dejamos unos test para tu tipo de piel, te podemos decir que son 99% confiables 😉.

Guía para el cuidado de la piel - Piel Sensible

Fuente: Sesderma

 

Test para tu tipo de piel

Si continúas con la duda de ¿cuál es mi tipo de piel? Te damos unas opciones de tests para conocer qué tipo de piel tienes.

  1. Test gráfico: Idermo te comparte un test muy visual para que identifiques tu tipo de piel.
  2. Test interactivo: InStyle te muestra un test para conocer tu tipo de piel dinámico y rápido.
  3. Test corto con opciones múltiples: Momiji Talks hizo un test rápido para saber el tipo de piel que tienes.

Ahora que conoces esa información y no te queda alguna duda, pasemos a los cuidados que debes tener de acuerdo con esta información.

Cuidados según tu tipo de piel

Cada tipo de piel, al poseer características distintas, merece un cuidado específico. Por ello, veamos cuáles son los cuidados generales que deberás tener con tu piel 🧐.

Cuidados de la piel normal

Debemos admitir que si tienes este tipo de piel tendrás pocas complicaciones con los productos que compres para el cuidado de la piel. Esto se debe a la versatilidad de los tejidos de tu piel, los cuales se podrán adaptar a los productos que utilices y no al revés.

Guía para el cuidado de la piel

Fuente: Pexels

Cuidados de la piel grasa

Para ti, que tienes tipo de piel grasa, están prohibidos aquellos productos con una base de alcohol, aceite o de cualquier tipo de grasa o derivado del petróleo como la vaselina.

Si llegas a usar estos productos es casi seguro que tus poros se taparán y ¡ups, imperfección a la vista! Te recomendamos buscar cosméticos y tratamientos no comedogénicos para tener esa piel suave y tersa sin imperfecciones.

Cuidados de la piel seca

El tratamiento del tipo de piel seca requiere cuidados más especiales que para piel grasa o normal. Debes utilizar productos humectantes a base de agua y no abrasivos. Por ello, evita el uso de jabones fuertes o productos que contengan aceites cítricos o mucha fragancia.

Aún así, el principal consejo es que bebas suficiente agua todos los días.

Cuidados de la piel mixta

Al tener un tipo de piel mixta, el secreto será la identificación de las áreas, probablemente la zona T es grasa y en la parte de la barbilla, seca o normal.

Usa la misma fórmula para los anteriores tipos de piel: mantente alejado de los mismos ingredientes que la piel grasa y seca, como los productos a base de alcohol y usa tónicos o cremas para nivelar la piel.

Cuidados de la piel sensible

Para conocer qué productos son buenos para tu tipo de piel, es recomendable acudir a un dermatólogo para saber qué usar y en qué momento y, así, evitar daños en tu piel.

También puedes recurrir a hacer pruebas en la piel con productos que llamen la atención, deberán ser neutros y sin fragancias, pero lo principal es tu salud, ¡eh! Por ello, nuestro principal consejo de cuidado para ti es que no escatimes y visites al dermatólogo.

 

¿Comienzas un nuevo estilo de vida healthy? ¡Descarga esta lista de compra saludable!

Lista de compra saludable

Consejos generales del cuidado de la piel

Ahora que conoces tu tipo de piel, es preciso tener cuidados específicos para lucir una tez bella y radiante. Sin embargo, existen cuidados generales que son reglas para todo tipo de piel y que te generarán un estilo de vida wellness.

Por ello, te damos algunos consejos que, además de ser parte de tu rutina de cuidado de la piel, son el inicio hacia una vida saludable y plena.

¡Acompáñanos a verlos!

1. Mantén una dieta saludable

Por todos lados vemos que una buena alimentación es la clave de una vida sana, y en cuanto al cuidado de la piel se trata, no es la excepción. Considera comer porciones adecuadas y todos los grupos de alimentos como vemos a continuación, con el plato del buen comer 😉.

 

Guía para el cuidado de la piel - Alimentación

Fuente: Ciad

2. Bebe suficiente agua

No decimos bebe mucha agua porque no queremos que tengas hiperhidratación, que es cuando bebes más agua de la que tu cuerpo necesita, sino que tomes al menos 1.5 litros de agua al día, no menos. Si requieres más, escucha a tu cuerpo.

3. Haz ejercicio y/o medita

Procura mantener actividades físicas, ya sea ejercicio o meditación. Estas son parte de los pilares para mantener el equilibrio tanto físico como mental. 

El ejercicio y la meditación te ayudan a liberar el estrés y, aunque no lo creas, si reduces tus niveles de estrés esto se verá reflejado en tu piel. Recuerda: mente sana, cuerpo sano.

4. Utiliza protector solar

¡Siempre! Es imprescindible para el cuidado de la piel. No importa si hace calor o frío, incluso si estás dentro de tu casa o área de trabajo. Esto se debe a que la piel se puede dañar con la luz de tus dispositivos (computadora, móvil, tablet, etc.) e incluso con los rayos del sol que entran por la ventana; debe tener al menos un FPS o SPF 30 y deberá ser aplicado cada dos horas.

Lo que muchos no sabemos del protector solar es que, entre mayor sea SPF, menor será la frecuencia en que lo apliques. Es decir, siempre se debe reaplicar el protector solar cada 2 o 3 horas, porque conforme pasa el tiempo la protección va disminuyendo y es necesario volver a aplicar el producto para garantizar su efectividad.

📝 Puedes usar un SPF menor, pero de acuerdo con los especialistas, sólo te protegen de las quemaduras solares y no contra cáncer ni envejecimiento de la piel.

Guía para el cuidado de la piel

Fuente: Hogarmanía

5. Usa productos para tu tipo de piel

Recuerda que si usas productos que contienen ingredientes que no son adecuados para tu tipo de piel, se pueden presentar resultados no deseados.

6. Humecta tu piel

Usa cremas humectantes para brindarle elasticidad y brillo a tu piel. La humectación reduce la aparición de las arrugas y líneas de expresión ¡No lo olvides!

7. Cambia tu productos de rutina de belleza conforme a tu edad

En la oferta de productos del cuidado de la piel podemos encontrar una extensa variedad de productos de acuerdo con tu tipo de piel, pero también con base en tu edad. Siempre busca en la línea de productos el rango que pertenece a tu edad actual, porque estos contienen algunas vitaminas e ingredientes clave que ayudan a retrasar las marcas de la edad.

Ahora estás lista o listo para iniciar una rutina del cuidado de la piel con esta guía. Identifica tu tipo de piel, aplica los cuidados necesarios y sigue los consejos. Te aseguramos que tú y tu piel nos lo agradecerán.

¡Mucha suerte y nos vemos pronto ✨!

También podría interesarte

Subcategorías

Softwares