¿Cómo tener hábitos saludables? ¡Entrena tu mente y elimina conductas tóxicas!

¿Cómo tener hábitos saludables? ¡Entrena tu mente y elimina conductas tóxicas!

Última actualización 21 de Junio del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Lorena Paez

Es difícil tener una alimentación sana, ¿verdad? ¿Quieres mantener hábitos saludables? Es común que muchas personas no presten atención a esos detalles; sin embargo, no es algo que se debe dejar pasar, ya que estamos hablando de algo tan importante como tu salud. 

Entonces, ¿te has puesto a pensar qué tan saludables son tus hábitos? En el artículo de hoy, conocerás qué son los hábitos saludables. Además, aprenderás la mejor manera de cómo mantener hábitos saludables en tu vida. Por último, te dejaremos algunos ejemplos de hábitos saludables poco comunes para que puedas empezar a aplicarlos de forma que mejores tu estilo de vida.

Estamos seguros que para el final de este artículo vas a conocer más sobre el inmenso mundo de los hábitos sanos y cómo mantener un estilo de vida saludable.  

¡Acompañamos!

¿En qué consisten los hábitos saludables? 

Ya todos sabemos qué es un hábito, pero cuando hablamos de hábitos saludables, lo primero que se le viene a la mente a la mayoría de personas es comer poco, seguir dietas super estrictas y hacer ejercicios intensos todos los días. ¡Esto es un mito! Aquí te explicaremos por qué no es así.  

Los hábitos saludables son importantes para todos, sobre todo cuando combinamos actividad física y una buena nutrición. Lo que comes puede influir en tu sistema inmune, tu estado de ánimo y tus niveles de energía. Al fin y al cabo, los alimentos son como combustible para nuestro organismo, por lo cual debemos tratar siempre de darle lo mejor.

El mundo de la nutrición y los buenos hábitos alimenticios son bastante extensos. Sin embargo, de forma resumida, podemos decir que una alimentación saludable es mantener un estilo de alimentación balanceado, con el cual podamos gozar de un peso ideal, buena salud y energía para desempeñar nuestras actividades diarias. 

Si queremos tener hábitos saludables, necesitamos consumir ciertos nutrientes, los cuales ayudarán de distintas maneras a gozar de una buena salud. Entre ellos tenemos los carbohidratos, las proteínas y las grasas. 

A continuación, te contaremos cómo cada uno de ellos te ayudará a tener un estilo de vida saludable. 

Mujer con hábitos saludables de alimentación

Imagen: Pexels

 

¿Qué nutrientes necesita tu cuerpo para mantener hábitos saludables?

Como mencionamos anteriormente, existen 3 grandes categorías de nutrientes en las cuales se distribuyen todos los alimentos que conocemos. Ahora conoceremos cada uno de ellos y cómo influyen en nosotros para mantener hábitos de vida saludables. 

Para entenderlo mejor, tomaremos como referencia lo dicho por la nutricionista clínica Adriana Puente en el curso online de Nutrición saludable: Alimenta una vida mejor. Ella explica cada uno de estos macronutrientes de forma simplificada, y resalta la importancia de cada uno de ellos en una dieta balanceada.

1. Grasas

El primer macronutriente de esta lista son las grasas o lípidos. Sin duda, cuando escuchas la palabra “grasa”, es muy probable que lo asocies a comida chatarra y a que es mala para nuestro cuerpo. En parte, esto es cierto; sin embargo, no toda grasa es mala y puede ser parte de una dieta saludable, si el cuerpo la recibe en cantidades reguladas. 

Las grasas o lípidos se encargan de brindar energía al organismo. Además, tiene la tarea de ayudar a que las células puedan absorber mejor ciertas vitaminas. Las grasas buenas para mantener hábitos saludables se encuentran en alimentos como frutos secos, aguacates y aceite de oliva. 

Quizá te estés preguntando: ¿Y la comida chatarra? La mayoría de estos alimentos contienen grasas saturadas. Las grasas saturadas son aquellas que demoran más tiempo en ser digeridas y pueden causar problemas de colesterol e incrementar tu riesgo de tener enfermedades cardiacas. Sin embargo, consumir comida chatarra de vez en cuando no arruinará tus hábitos saludables. Como dicen, ¡una vez al año no hace daño!

Grasas buenas para hábitos saludables

Imagen: Pexels

2. Carbohidratos

Los carbohidratos son una fuente importante de energía y proceden, fundamentalmente, de los vegetales y cereales. Además, en una dieta balanceada, cumplen con la función de hacer más apetecibles las comidas y aportan 4 calorías por cada gramo. 

Existen muchas formas de categorizar a los carbohidratos. Sin embargo, la nutricionista y especialista en hábitos saludables, Adriana Puente, hace énfasis en dividirlos en carbohidratos procesados y carbohidratos enteros

Los primeros son aquellos que debemos evitar consumir con frecuencia para mantener hábitos saludables de alimentación. Estos carbohidratos van a digerirse a gran velocidad y van a convertirse en glucosa. Puedes encontrar carbohidratos procesados en alimentos como el azúcar, dulces y bebidas gaseosas. 

Por otro lado, los carbohidratos enteros son los que se deben consumir en mayor cantidad en una dieta saludable, incluso más que las proteínas y las grasas. Este tipo de carbohidratos se encuentran, principalmente, en comidas como los cereales y legumbres.

Carbohidratos enteros para una alimentación balanceada

Imagen: Pexels

3. Proteínas

Las proteínas son el constituyente principal de las células y se encargan de la reparación, crecimiento y renovación de los tejidos musculares. Si buscas tener los mejores hábitos saludables, se recomienda que entre un 10 y 15% del total de las calorías de tu dieta sean proteínas. Asimismo, si eres una persona que quiere ganar masa muscular, debes tratar de ingerir mayor cantidad de proteínas.

Estos macronutrientes pueden provenir de 2 orígenes distintos: origen animal u origen vegetal. Algunos alimentos con proteínas animales son las carnes y pescados, así como productos derivados, como la leche o los huevos. En cuanto a las proteínas de origen vegetal, se pueden encontrar en las legumbres y en la soja. ¡Mantén una dieta balanceada consumiendo ambos tipos!

En relación con los hábitos saludables, si eres una persona que hace actividad física con frecuencia, definitivamente, un alto consumo de proteínas permitirá que tus músculos estén fuertes y recuperados para cada sesión de entrenamiento. 

Proteínas para una dieta saludable

Imagen: Pexels

 

¿Cómo mantener hábitos saludables?

Sin duda, saber cómo crear un hábito no es sencillo y es aún más difícil hacer que este perdure en el tiempo. Los hábitos saludables son conductas que todos los seres humanos deberían imitar para mejorar su estilo de vida y salud en general. Estos pueden ir desde pequeños cambios, como, por ejemplo, tomar más agua, así como metas a largo plazo que conlleven un esfuerzo mayor. 

El mayor problema para muchas personas es que no logran hacer que estos hábitos saludables se vuelvan parte de su rutina. Es por ello que aquí te dejaremos algunos consejos para mantener hábitos saludables a largo plazo. 

En primer lugar, es importante dejar de lado el enfoque de “todo o nada”. Es lógico que, antes de empezar a aplicar ciertos hábitos saludables de vida, te quieras poner metas muy ambiciosas. Sabemos que al inicio pueden ser bastante motivadoras, pero empezar haciendo cambios muy drásticos puede ser contraproducente. 

Por ejemplo, imagina que vas a empezar una nueva dieta para bajar de peso y, de un día a otro, estableces una dieta muy estricta y te restringes la cantidad de alimento que normalmente consumes. Aunque deseas implementar nuevos hábitos saludables para mejorar tu salud,  los cambios abruptos son los que provocan que muchas personas desistan de estos hábitos saludables rápidamente. 

Por esta razón, te sugerimos empezar poco a poco, como haciendo pequeños cambios en tus desayunos o almuerzos y dejando de lado algunos alimentos que sean innecesarios en tu día a día. De esta forma, comenzarás a establecer una serie de buenos hábitos saludables sin sentirte presionado. Te recomendamos usar esta lista de comida saludable para que puedas ir modificando tus comidas. 

Otro aspecto importante es aprender a identificar los momentos precisos para empezar a incluir hábitos alimentarios saludables en nuestra vida. Este punto quizá se relacione bastante con el anterior, ya que también implica hacer cambios pequeños en tus rutinas. 

Debes identificar qué hábitos saludables te gustaría incorporar en tu vida y evaluar cómo incluirlos en tus rutinas diarias. Como son cambios progresivos, se irán adaptando a tu estilo de vida y dejarán de ser esfuerzos para aprender a vivir saludable. 

Por otro lado, para lograr que tus hábitos saludables se mantengan en el tiempo, necesitas tener paciencia. No está de más comentar que luego de implementar hábitos de vida saludables, puede tomar tiempo ver realmente los resultados que te motivaron a empezar.

Por ejemplo, si empiezas con el hábito saludable de asistir al gimnasio para ganar masa muscular, es muy probable que en un mes sólo percibas cambios mínimos, pero ¡no te desesperes! Ten la mentalidad de que el camino que estás siguiendo es el correcto. Poco a poco estarás en mejor forma y verás que todo tu esfuerzo valió la pena. 

Finalmente, queremos incluir la importancia de aprender a superar los contratiempos. Cuando empiezas a incluir hábitos saludables en tu rutina, como hacer ejercicio o comer sano, existirán días en los cuales no podrás seguir el plan a la perfección. 

Tienes permitido dejar de entrenar un día o saltarte la dieta un almuerzo, siempre y cuando tengas claro que es importante seguir con tu plan luego de eso. De esa forma, podrás vivir una vida normal con hábitos saludables y sin culpa. 

Entonces, ¿cuáles son los hábitos saludables que puedes implementar en tu nueva rutina? A continuación, te daremos algunos ejemplos de hábitos saludables que puedas incluirlos en tu día a día para tener un mejor estilo de vida. 

Mujer que mantiene una dieta saludable y balanceada

Imagen: Unsplash

Ejemplos de hábitos saludables 

Vamos a dividir los consejos en pequeños hábitos saludables y grandes hábitos saludables, en relación a qué tan drástico es el cambio que deberás hacer en tu rutina para implementarlo. Si no te quieres perder estos grandiosos ejemplos de hábitos saludables, ¡sigue leyendo!

Pequeños hábitos saludables

1. Disminuye el consumo de sal en tus alimentos

La sal permite que casi todas nuestras comidas adquieran un sabor apetecible; sin embargo, en exceso, puede llegar a ser perjudicial para la salud. Uno de los mejores ejemplos de hábitos saludables pequeños es disminuir el consumo de sal. También, puedes reemplazar su sabor con otras especias, como pimientas o ajo en polvo. De esta manera, evitaremos problemas cardiovasculares y de retención de líquidos. 

Hábitos saludables: disminuir consumo de sal

Imagen: Pexels

2. Date tiempo para descansar

Esta recomendación está orientada, sobre todo, a las personas que están empezando a incluir el ejercicio físico en su rutina. Si bien es cierto, cuando nos proponemos una meta, buscamos llegar a ella como sea, pero debes saber cómo generar hábitos saludables sin exigirle de más a tu cuerpo. En el caso del ejercicio, normalmente, los músculos necesitan entre 1 o 2 días a la semana para descansar.

Hábitos saludables: descansar del deporte

Imagen: Pexels

3. Ejercita tu mente constantemente

¡El bienestar mental es muy importante para mantener un estilo de vida saludable! Mantener tu mente activa a través de la gimnasia mental es uno de los mejores hábitos saludables para evitar el deterioro cognitivo. Te recomendamos resolver crucigramas, sopa de letras, problemas matemáticos, acertijos, entre otros. 

Hábitos saludables: hacer gimnasia mental

Imagen: Pexels

Grandes hábitos saludables

1. Disminuye progresivamente el estrés en tu vida

La salud mental es un aspecto muy importante a considerar dentro del bienestar individual. Según Mayo Clinic, institución dedicada a la educación e investigación médica, el estrés prolongado tiene repercusiones muy negativas en nuestro organismo, tanto a nivel físico, como dolores de cabeza y tensión muscular, así como desbalances químicos que pueden desencadenar enfermedades como depresión y trastornos de ansiedad. 

Hábitos saludables como hacer meditación, practicar mindfulness y dormir bien te ayudarán a afrontar situaciones de estrés. Sabemos que esto no es una tarea sencilla, pero con organización y, en algunos casos, asesoramiento psicológico, podrás disminuir el estrés en tu vida y mejorar tu bienestar mental.  

Hábitos saludables: meditación

Imagen: Pexels

2. Reemplaza el uso de automóvil por bicicleta o caminatas 

El ritmo de vida que lleva la mayoría de personas obliga a que busquen la forma más veloz de llegar a sus destinos; sin embargo, empezar a usar nuestro propio cuerpo como un medio de transporte nos va a permitir hacer actividad física y, a su vez, cuidar del medio ambiente. ¡Es un excelente hábito saludable que sin duda deberías buscar aplicar a largo plazo en tu vida! 

Hábitos saludables: montar bicicleta al trabajo

Imagen: Pexels

¡Esperamos que el artículo de hoy te haya servido mucho! Es importante siempre estar conscientes de los hábitos que tenemos y si estos son beneficiosos para nuestra salud. Recuerda que la única persona que tiene el poder de cambiar malos hábitos para crear hábitos saludables eres tú.

Si quieres comenzar a desarrollar hábitos saludables para vivir feliz y sano, te recomendamos el curso online de Nutrición saludable: Alimenta una vida mejor. Aquí aprenderás a elegir mejor tus alimentos, qué son los macronutrientes y micronutrientes y cómo preparar desayunos, cenas y snacks saludables. ¡No te lo puedes perder!

Estamos seguros que con estos consejos podrás iniciar tu camino para llevar una buena alimentación y una vida saludable. 

¡Mucha suerte! Nos vemos en el siguiente artículo. 

 

También podría interesarte