🚀 Tipos de liderazgo que exige una crisis [2022]
¿Cuáles son los tipos de liderazgo que nos exige una crisis?

¿Cuáles son los tipos de liderazgo que nos exige una crisis?

Última actualización 18 de Noviembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Milagros García

Los tipos de liderazgo que exige una crisis son muy diversos. Sin embargo, todos tienen en común la importancia de que la crisis no traiga aparejado el miedo y que éste no repercuta a los integrantes del team. De lo contrario, si esto ocurre, los obstáculos serán más difíciles de superar; incluso puede ocurrir que varios miembros del equipo de trabajo terminen por abandonar la empresa. Por eso, es clave tener en cuenta los tipos de liderazgo que exige una crisis.

Sin embargo, hay líderes que han despertado de su zona de confort para adaptar sus estilos de liderazgo a los cambios empresariales, mientras que otros han encontrado en los nuevos tipos de liderazgo su propia fórmula para liderar. Pese a ello, todavía existen líderes que, como el dinosaurio, siguen en sus oficinas, inamovibles e indiferentes a la transformación del mercado. Hazte esta pregunta: ¿qué tipo de líder eres? Y ahora: ¿qué tipo de líder necesitas ser?

En Crehana for business, sabemos que un líder no es solamente el que dirige un equipo, sino alguien con la capacidad de transformar la cultura de una compañía para llevarla al éxito. Si bien no existe el tipo de liderazgo empresarial perfecto, un buen líder sabrá identificar las habilidades que debe adquirir y los estilos de liderazgo que debe combinar para convertirse en el líder que necesita ser.

Ahora bien, ¿cuáles son los tipos de liderazgo que exige el 2022? Conócelos en esta nota y descubre qué estás haciendo bien y qué deberías mejorar.

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana for business te brindamos entrenamiento personalizado para ellos.

crehana for business

¿Qué es un líder?

Como dijo John Maxwell: “Si crees que eres un líder y no tienes nadie siguiéndote, sólo estás dando un paseo”. Un líder es la persona capaz de guiar e influir a otras personas y que estas lo reconozcan como tal.

Los buenos líderes son modelos a seguir para su equipo. Un líder se caracteriza por ser una persona honesta, comprometida y empática, que motivará a todo su equipo para que saquen a relucir todas sus capacidades y puedan mejorar su productividad.

De igual manera, el líder planifica las actividades del equipo, resuelve conflictos y estimula el reconocimiento continuo.

¿Cómo repensar el liderazgo en tiempos de crisis?

La pandemia ha reconfigurado varios aspectos de nuestras vidas: las relaciones interpersonales, el trabajo, la comunicación, la economía, los estudios, etc. Y en esa larga lista de cambios también encontramos al liderazgo. Un liderazgo en tiempos de crisis, que ha tenido que adaptarse al trabajo remoto.

La pregunta sería: ¿qué tipos de liderazgo nos exige una crisis? Es cierto que las situaciones difíciles pueden fortalecer o deshacer a un líder. Incluso se dice que un periodo de crisis es —paradójicamente— el mejor momento para conocer las deficiencias y cualidades de un líder. 

¿Hay un tipo de liderazgo adecuado para una crisis? Hay más de uno, aunque los mejores líderes son aquellos que saben adaptar su estilo de liderazgo al contexto. Pero aún así, esta situación nos reclama una reconfiguración del liderazgo:

  • La definición de líder y qué es el liderazgo. 

Sabemos que no existe un liderazgo absoluto, pero si en algo coinciden los que han estudiado el liderazgo en crisis, es que un contexto adverso exige tipos de líderes que se comuniquen claramente, posean inteligencia emocional y practiquen la honestidad.

descargable crehana recursos

¿Cómo debe actuar un líder en momentos de crisis?

Antes de analizar los tipos de liderazgo que exige una crisis, veamos cuáles son algunas de las principales situaciones que exigen reconfigurar el liderazgo. Esto con la finalidad de saber cómo debe actuar un líder en momentos de crisis.

Situación 1: la incertidumbre

La pandemia ha generado mucha incertidumbre en la población mundial. De ahí que los niveles de ansiedad y estrés hayan aumentado en muchas personas. Hay un temor latente. Temor a contraer el virus, contagiar a sus seres queridos, perder el trabajo, etc. Temor a que la llegada de una vacuna no se concrete o que nunca volvamos a la “normalidad”.

¿Qué debe hacer un buen líder frente a una situación de incertidumbre? Aplicar un tipo de liderazgo que reconozca esa angustia en los integrantes de su equipo como algo natural. Un buen líder debe entender que sentir incertidumbre en un momento de crisis es una reacción adecuada, no exagerada, por lo que no debe minimizarla.

líder-incertidumbre

Fuente: Freepik

Situación 2: las fake news

Las fake news son el virus de la desinformación y así como pueden extenderse muy rápido y provocar falsas alarmas, también pueden crear un clima de confusión dentro de una empresa. Por ello, un liderazgo en tiempo de crisis exige una comunicación transparente y una habilidad para discriminar la información verdadera de la falsa. 

Al mismo tiempo, demanda líderes informados y atentos a lo que ocurre en su país y el resto del mundo.

De esta manera, el líder estará preparado para aclarar el panorama en su compañía y acabar con los rumores y las noticias falsas, etc.

fake news

Fuente: Freepik

Situación 3: trabajo remoto

El trabajo remoto tiene sus particularidades. Un líder que no comprenda las nuevas tecnologías ni el entorno virtual difícilmente sabrá lo que necesita su equipo para adaptarse a esta nueva forma de trabajo.

Los líderes deben facilitar las herramientas digitales y los recursos para que su equipo pueda cumplir con sus tareas. Asimismo, es importante que comprendan que trabajar desde casa no significa la eliminación de la vida personal.

También deben anticiparse a los problemas técnicos que puedan presentarse durante las actividades en remoto: reuniones, brainstorming remoto, etc. 

trabajo remoto

Fuente: Freepik

Situación 4: empatía

Mucho se ha hablado sobre ser empáticos durante esta crisis. Lo cierto es que la empatía no es una habilidad para aplicarla únicamente en tiempos difíciles. Los líderes deben hacer de la empatía una práctica constante. Pero ¿cómo hacerlo?

En el artículo “¿Ya le preguntaste a tu equipo cómo se siente? Liderar en la incertidumbre”, Anahi Lavado, Head of HR en Crehana, recomienda que escuches a tu equipo con regularidad y empieces con estas preguntas:

  • ¿En qué cosas te gustaría enfocar más tu tiempo y tener más tiempo para ello? 
  • ¿Qué cosas estás haciendo hoy qué te gustaría dejar de hacer? 
  • Si te llamaramos para ser consultor de la empresa, ¿qué nos aconsejarías? 
  • ¿Qué estás sintiendo? ¿Qué sentimientos son los que más te acompañan estos días?
  • Si X, Y, Z no cambia, ¿qué cosa crees que suceda?

líder empatía

Fuente: Freepik

Situación 5: el liderazgo después de la pandemia

Es inevitable pensar en el futuro y preguntarse, ¿cómo será el liderazgo después de la pandemia? 

Si hay algo que ha evidenciado esta crisis sanitaria, es que necesitamos líderes capaces de adaptar su estilo de liderazgo en función al contexto, sobre todo porque el rol de un líder no termina cuando acaba una crisis.

¿Qué quiere decir eso? Que debe prepararse para comprender lo que vendrá después: nuevos hábitos de consumo, nuevos consumidores, crecimiento económico, etc.

líder en pandemia

Fuente: Freepik

¿Cuáles son los tipos de liderazgo que exige una crisis?

Hemos llegado al punto de la cuestión. Frente a una crisis, es importante tener en cuenta los tipos de liderazgo que exige una crisis para que el equipo de trabajo se sienta seguro, con confianza y fortalecido. Solo así un team podrá superar con éxito los obstáculos que se vayan presentando en medio de una crisis como, por ejemplo, la pandemia.

A continuación, veamos los distintos tipos de liderazgo que exige una crisis.

Liderazgo transformacional

¿Cómo reconocer a un líder transformacional? Es aquel que, principalmente, se centra en el factor humano y no teme afrontar riesgos. Además, está convencido de que las personas son la clave para la transformación de una empresa; impulsa la creatividad de los integrantes de su equipo, cree en ellos, los motiva a crecer y sabe cómo premiarlos. Es transformacional porque modifica la visión de quienes lo rodean.

¿Cuándo es recomendable aplicar el liderazgo transformacional? Cuando la empresa necesite alentar a sus equipos a perseguir acciones e ideas innovadoras o cuando busque fortalecer su compromiso y optimismo.

Recuerda que el líder transformacional busca que cada integrante de su equipo dé lo mejor de sí y sea capaz de adaptarse incluso en las situaciones más complejas. ¿Este es el tipo de liderazgo que le hace falta a tu empresa? Sigue leyendo para descubrir otros tipos de liderazgo que exige una crisis.

liderazgo transformacional

Fuente: Pexels

Liderazgo disruptivo

Este tipo de líder es el que impulsa el cambio en una empresa. Si podríamos definirlo en una sola palabra, sería innovación. Se le reconoce porque posee una actitud crítica y nunca está conforme con las formas tradicionales y preestablecidas. En otras palabras, es el líder que rompe con el status quo y, por ello, a veces puede verse cuestionado por sus colegas o incluso enfrentarse a entornos hostiles.

Por eso, según EADA Business School, el líder disruptivo tiene tres desafíos: sustituir la sensación de seguridad por la experimentación, la jerarquía rígida por las estructuras organizativas flexibles y la cobardía por la valentía.

El liderazgo disruptivo, al igual que el liderazgo transformacional, es el que fomenta la participación creativa de sus equipos y confía en ellos. Sin la estimulación de la confianza y la motivación, los equipos no pueden salir adelante. Por eso es tan importante este tipo de liderazgo que exige una crisis (pero, incluso, trabajarlo desde antes ya que sus beneficios están a la vista).

Steve Jobs y Bill Gates son dos ejemplos de este tipo de liderazgo que exige flexibilidad, agudeza, curiosidad y una mente abierta. ¿Crees que este tipo de líder es el que necesita tu empresa? Si es así, ya sabes qué habilidades solicitar para mejorar el liderazgo en tu compañía.

liderazgo disruptivo

Fuente: Pexels

Liderazgo ágil

Si la burocracia y los procesos lineales lideran en tu empresa, desarrollar un liderazgo ágil podría ser la solución. ¿En qué consiste? Como bien dice su nombre, este tipo de liderazgo está ligado al agile, una de las hard skills más demandadas en 2020.

El líder agile es quien optimizará los procesos en la organización para tomar decisiones rápidas, evitando la dispersión y que el equipo se focalice solo en una tarea. Por esta razón, está preparado para liderar bajo condiciones de cambio volátiles e inciertas. Al igual que el líder disruptivo cuestiona los procesos basados en principios tradicionales.

La llegada de este tipo de liderazgo a una empresa supone la eliminación de los procesos intermedios o de validación, pero eso no es todo. Si bien un líder agile es el que establece una cultura de cambio y adaptación, también debe preocuparse por rediseñar la estrategia de negocio. Esos serán sus principales desafíos.

Así, este tipo de liderazgo que exige una crisis es tan relevante incluso antes de que sucedan obstáculos tan difíciles de sortear (pero no imposibles) como los de una crisis. La optimización de los procesos es una de las grandes ventajas que tienen las grandes compañías, porque sus colaboradores pueden dedicarle más tiempo a la personalización de experiencias y el trabajo en aspectos más estratégicos de negocio.

¿Quieres saber qué otros tipos de liderazgo exige una crisis? Continúa leyendo para descubrir el liderazgo transcultural, situacional, liberal, ambiental y laissez faire.

liderazgo agil

Fuente: Pexels

Liderazgo transcultural

¿Tu empresa está conformada por profesionales de varias partes del mundo? ¿O cuenta con equipos de forma remota? Si tu respuesta es afirmativa, lo que tu compañía necesita es un líder transcultural.

Este tipo de líder es capaz de entender el fondo y la forma de varias culturas y diversidades. Es decir, posee conciencia cultural y, además, tiene la habilidad de comunicarse eficazmente. Sabe escuchar y relacionarse con personas de cualquier origen.

¿Cuáles son los desafíos de un líder transcultural? Lograr que su equipo esté en sintonía y comprender las diferencias de cada integrante para usarlas (de la mejor manera) a favor de los objetivos de la compañía.

El liderazgo empresarial de hoy exige más líderes transculturales, ¿quieres ser uno de ellos? Para lograrlo, se debe trabajar en las habilidades de liderazgo empresarial. Por eso, la capacitación corporativa orientada a la mejora de estas skills juega un papel tan importante en las empresas.

liderazgo transcultural

Fuente: Pexels

Liderazgo situacional

¿Tu empresa necesita a un líder que dirija e instruya y al mismo tiempo forme y apoye a su equipo? Entonces conozcamos al líder situacional, también conocido como capacitador.

Este tipo de líder es como un guía, porque combina la figura del líder con la del mentor. Es decir, se adapta según la situación y fortalece las habilidades de cada integrante de su equipo para impulsar a la empresa al éxito. ¿Cómo lo hace? Estableciendo una relación personal y de confianza con ellos.

Para hacernos una idea de cómo funciona este tipo de líder en otro contexto, podríamos mencionar a Pep Guardiola o Zinedine Zidane, dos de los entrenadores de fútbol más exitosos del mundo.

¿Cuándo se usa este tipo de liderazgo? Cuando se requiere flexibilidad y que los procedimientos sean replanteados. Por lo tanto, los principales desafíos de un líder capacitador o situacional son: fomentar una cultura de skilling continuo e incrementar el crecimiento individual de cada persona, para lograr los objetivos de la empresa.

Un estudio de Gartner refleja que el 70% de los empleados dicen no dominar las habilidades para un trabajo en concreto. Por el contrario, un 64% de los gerentes no creen que sus empleados puedan seguir el ritmo de las futuras necesidades.

Por lo tanto, el liderazgo situacional resulta clave, no solo en momentos de crisis. La capacitación corporativa es una de las herramientas más importantes con las que cuentan las empresas para mejorar su cultura organizacional, hacer que los equipos sean más colaborativos e incluso puede dar lugar a la construcción de equipos autónomos.

liderazgo situacional

Fuente: Pexels

Liderazgo Laissez faire

¿Necesitas que los equipos de tu empresa se sientan más valorados y motivados? Un líder laissez faire podría ser el indicado. Este tipo de líder se caracteriza por confiar en que los demás cumplan su palabra y supervisar el rendimiento del equipo, mas no se involucra directamente en los proyectos.

Se trata de un liderazgo que es recomendable aplicar cuando los integrantes del equipo son experimentados. Lo que busca es aumentar la productividad, gracias a que no hay una supervisión directa, así los equipos ganan autonomía y pueden desarrollar su creatividad sin limitaciones.

¿Cuándo es necesario este tipo de liderazgo? Cuando el equipo está conformado por expertos y maneja sus tiempos y recursos o cuando el equipo se encuentra trabajando en distintas ubicaciones. También es útil cuando se desea obtener resultados rápidos de un equipo con alto desempeño.

Asimismo, es clave resaltar que este tipo de liderazgo que exige una crisis tiene beneficios tan importantes como el fortalecimiento de los equipos autónomos. Así, las empresas pueden tomar decisiones de forma más ágil y se confía en la experiencia y profesionalismo de los colaboradores. Claro que, para lograr esto, se requiere de mucha capacitación y, también, el hecho de mantener alineados a todas las personas de la organización sobre la visión, misión, objetivos y valores de la empresa en cuestión.

liderazgo laissez faire

Fuente: Pexels

Liderazgo ambiental

¿Qué es el liderazgo ambiental? Es un liderazgo comprometido con el medio ambiente. Busca hacerle frente a la crisis ambiental, una de las problemáticas que afecta a todos los seres humanos. Suele estar vinculado al activismo ambiental, desde donde se lideran distintos tipos de movimientos como el reciclaje, el uso responsable del agua, el no consumismo, el uso continuo de materiales no degradables, etc.

Este tipo de liderazgo cuestiona el uso de contaminantes y el consumo irresponsable de los recursos naturales y su explotación descontrolada que, como bien sabemos, han acelerado el cambio climático.

¿Cómo desarrollar el liderazgo ambiental en una empresa? La clave está en la innovación. Los líderes deben buscar implementar prácticas innovadoras que contribuyan a la reducción de la huella ambiental y el uso responsable del agua, energía y alimentos.

liderazgo ambiental

Fuente: Pexels

Liderazgo liberal

Es similar al liderazgo Laissez faire. Se trata de uno de los tipos de liderazgo que le da autoridad a su equipo en la toma de decisiones. Si bien este tipo de líder establece ciertas reglas al inicio, no es una figura con una presencia permanente en el equipo. 

En otras palabras, este líder comunica a su equipo lo que hay que hacer y los deja trabajar, confiando en que lo harán bien.

El líder liberal sabe que los integrantes de su equipo son altamente calificados, por eso espera que asuman la responsabilidad de sus actos y sean su propia guía y control.

Si has llegado hasta aquí es porque te interesa mucho el liderazgo e incluso quizás pienses convertirte en uno de los líderes excepcionales (aquellos que crean talentos únicos, que los potencian al máximo). Para lograrlo, es importante tener en cuenta cuáles son las características de los líderes exitosos y cómo debe ser un líder que sume valor a la empresa.

Asimismo, te compartimos este artículo acerca de los más de 10 mejores cursos de liderazgo para empresas, para que puedas maximizar el power de tu organización. ¡Ideal para quienes buscan ser un agente transformador que lleve a los teams a la cima del éxito!

liderazgo liberal

Fuente: Pexels

¿Qué hace un líder ante un problema?

Si bien conocer los tipos de liderazgo que exige una crisis es un punto crucial para hacerle frente a los obstáculos más complicados y difíciles de sortear, saber qué hace un líder ante un problema es un aspecto clave para el terreno práctico.

1. Visualiza los desafíos como oportunidades de crecimiento

Los desafíos pueden volverse retos en tanto oportunidades de crecimiento. Un buen líder es capaz de hacerle frente a las crisis, incluso al punto de visualizarlas como oportunidades de crecimiento. Pero, ¿en qué sentido?

  • Como una oportunidad para fortalecer el trabajo en equipo.
  • Como una oportunidad para potenciar su liderazgo.
  • Como una oportunidad para promover una cultura organizacional más colaborativa.
  • Como una oportunidad para lanzar nuevos productos al mercado y volver la empresa más competitiva.
  • Como una oportunidad para relanzar las marcas en las que trabaja la empresa.

2. Continúa capacitándose para fortalecer su liderazgo

El liderazgo en las empresas no es un tema menor. Esto puede hacer la diferencia entre empresas exitosas y aquellas que se quedan en el camino. En este sentido, un líder comprometido con su trabajo, incluso en momentos de crisis continúa capacitándose para fortalecer su liderazgo.

¿Por qué las habilidades de liderazgo empresarial son importantes e inciden tanto en la relevancia de una empresa? Porque con ella se pueden crear equipos de trabajo verdaderamente comprometidos, motivados y productivos. Un equipo que no cuenta con un líder, no será capaz de afrontar los retos que se le presenten en el camino.

Asimismo, un team de trabajo que tiene un buen líder se destaca por la creación de ideas innovadoras que ayudan al crecimiento del negocio.

Por eso, en Crehana for business hemos implementado una ruta de aprendizaje con cursos de liderazgo para empresas. ¡Aquí puedes potenciar y desarrollar tus skills para convertirte en el líder digital que quieres ser y, de esta forma, guiarás a tu equipo a la cima del éxito!

3. Involucra a su equipo de trabajo

Frente a los problemas, es importante que el líder involucre a su equipo de trabajo. En las buenas y en las malas, dice el dicho, todos deben reunir fuerzas y hacerle frente a los obstáculos. Después de todo, el secreto para ser un líder transformador es motivar a todos los miembros del equipo para que sean productivos y estén comprometidos con los proyectos en los que participan.

De esta manera, cuando las personas del equipo de trabajo se involucran en los desafíos y saben que el líder los respalda y los motiva a crear nuevas ideas disruptivas, el margen de error se achica bastante.

4. No toma decisiones antes de tiempo

Otra de las características que hacen a un verdadero líder es el dominio de sus emociones. Por eso, la inteligencia emocional es tan importante en aquellos que promueven la seguridad, confianza y motivación en los integrantes de cualquier equipo de trabajo.

Porque tomar decisiones antes de tiempo, sin usar la razón, en la mayoría de las ocasiones es contraproducente. Nada mejor que dejar que transcurra algo de tiempo frente al primer impacto de la crisis.

Por eso, sin importar el tipo de liderazgo que decidas asumir en un momento de crisis, uno de los puntos claves es tomar el tiempo necesario para procesar la información y evaluar las distintas posibilidades que hay para hallar una solución (y, claro, hacerlo junto al equipo de trabajo).

5. Es consciente de que lo más complicado es la implementación de la solución

Frente a una crisis, los tipos de liderazgo tienen en común que saben que lo que puede resultar más fácil es encontrar la solución. Sin embargo, lo más “complicado” es la implementación de esa solución frente a los obstáculos a los cuales se les debe hacer frente.

La salida de un problema, como una gran crisis, no requiere solamente de un líder. Por el contrario, requiere del trabajo, la puesta en común y la escucha activa de todo un team de trabajo. Por eso es importante que todas las personas se sientan a gusto en su lugar de trabajo; de lo contrario, frente a una situación de crisis, es probable que abandonen la empresa.

Así, una vez más, queda claro que las personas son quienes hacen la diferencia en los negocios. Si bien la tecnología y los recursos son relevantes, porque tienen su grado de relevancia en la mejora de los procesos y en el crecimiento de la facturación de cualquier empresa, sin las personas adecuadas todo eso no podría alcanzarse.

De esta manera, todo líder debe preparar a su equipo para que, justamente, trabaje como grupo desde el momento cero. Por lo tanto, en el momento que llegue una crisis, todo será mucho más “fácil”.

6. Escucha las opiniones de su equipo

Entonces, así como todos los tipos de liderazgo no toman decisiones antes de tiempo y procuran manejar sus emociones para no dejarse llevar por los impulsos de resolver “todo ya”, un buen líder sabe escuchar las opiniones de su equipo.

Incluso, las sesiones y reuniones de equipo son momentos clave en cualquier circunstancia. Pero, claro, en momentos de crisis lo son aún más. Es una buena oportunidad para dejar volar la creatividad y apoyarse en análisis de la data para encontrar oportunidades de mejora. Creatividad y analítica son dos armas poderosas con las que cuenta toda empresa en momentos de crisis, ¿por qué no aprovecharlas?

7. Confía en su liderazgo para resolver el problema

Como mencionamos hasta ahora, ninguna persona puede resolver por sí sola una crisis. Se requiere del trabajo en equipo, y que este sea lo más colaborativo posible. Entonces, en una situación así, también es importante que el líder confíe en sí mismo y su equipo para encontrar una solución e implementarla.

Si el propio líder no tiene confianza en sí mismo, esto será un problema que tendrá su correlato en el equipo de trabajo, el cual tendrá más incertidumbre y dudas que nunca frente a una situación tan grave como una crisis.

Por eso, el líder que transmite confianza es aquel que primero cree en sí mismo. Sin esto, los equipos no podrán trabajar adecuadamente ni se podrá resolver el problema a tiempo.

crehana demo

Bien, ahora que ya sabes qué tipos de liderazgo son los más adecuados en una crisis, ¿cuál adaptarías a tu estilo? Recuerda que un liderazgo en tiempo de crisis debe estar orientado en la honestidad y la transparencia. Estos son dos aspectos son tan claves que no pueden pasar desapercibidos, de lo contrario sería muy difícil resolver los problemas que traen aparejadas las crisis (hay quienes logran, incluso, hacer crecer sus negocios como nunca).

Los tipos de liderazgo que exige una crisis resultan importantes porque de ellos depende si un negocio sale a flote, aumenta su relevancia en el mercado o, por el contrario, se queda atrás en el mercado. Por lo tanto, la forma de responder frente a una situación de crisis debe trabajarse con antelación (con el fortalecimiento de los equipos de trabajo y el desarrollo de skills vinculadas con el liderazgo y, por supuesto, mucha capacitación corporativa).

En Crehana for business, creemos que un buen líder es aquel que se preocupa por adquirir nuevas habilidades para transformar el mindset de sus equipos, ¿eres uno de ellos?

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte